"Tienen que ir a la justicia"



CIPOLLETTI (AC).- Como respuesta a la denuncia que realizaron vecinos de una granja de Cipolletti en contra del establecimiento, por una serie de infecciones que sufrió una menor de un año y siete meses, el municipio informó que la única salida que tiene la familia denunciante es hacer una presentación judicial.

"Este es un problema entre privados. Nosotros nos encargamos de que la granja se mantenga bajo las normativas de comercio y bromatología. Los vecinos tienen que hacer su denuncia en la justicia", informaron funcionarios municipales.

La denuncia fue efectuada por la familia Benavídez, que vive en el terreno vecino a la granja Santa Rita en el barrio Santa Marta de esta ciudad. El problema surgió a raíz de una infección por picaduras de insectos que sufrió la hija menor de la familia, y que los Benavídez atribuyen a los insectos que generaría un emprendimiento de lombricompuesto que los dueños del tambo llevan adelante en el terreno vecino a sus casas. Miembros de la cooperativa de Productores Orgánicos de la Patagonia, se comunicaron con este medio para informar que es imposible que un lombricompuesto genere "insectos y moscas". "Desde lo científico, no hay forma de que la nena se infecte a causa de este tipo de emprendimientos. Para realizar un lombricompuesto se deja compostar los elementos que se usan -bosta y aserrín- por tres días a 60 grados. Lo que mata todo elemento patógeno.


Comentarios


"Tienen que ir a la justicia"