Tierra del Fuego: escandaloso proyecto industrial



El gobierno de Tierra del Fuego se vio envuelto en una polémica en los últimos días por un acuerdo que firmó con una empresa de capitales chinos para la construcción de una planta industrial para producir fertilizantes. La oposición y especialistas del área petroquímica cuestionaron la adjudicación de la megaobra . Dicen que el proyecto “no es viable” y hablan de “un negociado y una estafa” para los intereses de la Provincia. En un principio, el Poder Ejecutivo, a cargo de la gobernadora Fabiana Ríos, había decidido avanzar con la obra realizando una contratación directa. Sin embargo, una orden de la Corte local lo obligó a rever la decisión y abrir el proceso licitatorio, como suele suceder en este tipo de proyectos. La única empresa que se presentó a la convocatoria, Tierra del Fuego Energía y Química SA, conformada mayoritariamente por capitales chinos, se quedó con la obra. Llamativamente, era la misma firma con la que el gobierno pretendía firmar el acuerdo evitando la licitación. Por su parte, la gobernadora rechazó las acusaciones y criticó a diputadas nacionales opositoras a quienes acusó de “traba el desarrollo” de la provincia” y de haber encarado “una campaña mediática” para hacer caer el acuerdo que apunta a industrializar el gas de regalías, apuntando a las diputadas Liliana Fadul (Partido Federal Fueguino) y su par kirchnerista Rosana Bertone.


Comentarios


Tierra del Fuego: escandaloso proyecto industrial