Tigre ganó, pero dejó vivo a Chicago

Leandro Lázzaro logró un golazo y puso la ventaja mínima en Victoria.

#

El festejo del equipo de Cagna fue justo. La diferencia parece escasa para la vuelta.

Tigre superó en su estadio a Nueva Chicago, por 1 a 0, como para mantener su aspiración de subir a Primera División, pero la visita, que rindió por debajo de lo esperado, quedó confiada en que el próximo lunes, en el desquite en Mataderos, un triunfo aunque sea por idéntica diferencia le permitirá mantener su plaza en la máxima categoría.

Ante una impresionante concurrencia, estimada en alrededor de 25 mil personas, Leandro Lázzaro, un ex delantero de Chicago, iniciado en ese club y un vecino de Mataderos, marcó el gol de la victoria mediante una impresionante "chilena" que se coló en el ángulo izquierdo superando la estirada del veterano Carlos Fernando Navarro Montoya.

El lunes a las 15 jugarán el desquite, donde Tigre llegará en busca de un nuevo triunfo o de un empate que le permita ascender, mientras que al "Torito", por la ventaja deportiva para el club de la categoría superior, un triunfo por cualquier diferencia le permitirá mantener la divisional.

Tigre comenzó presionando en tres cuartos de cancha y así ahogó la salida a su rival. Un enchufado y dinámico Lucas Wilchez fue el armador de un equipo solidario, arrollador en los primeros minutos de juego.

Chicago se dedicó sólo a esperar y a salir cuando pudo por el sector derecho con las subidas de Omar Zarif o tirándole centros a un solitario e intrascendente Lucio Filomeno.

Un Tigre ambicioso siguió yendo. A los 31 minutos, la multitud local que copó el Monumental de Victoria tuvo su desahogo con el golazo de Lázzaro.

Chicago se animó después del gol y tuvo dos remates para generar ocasiones en las que pudo llegar al empate.

En el segundo tiempo, Tigre sintió el esfuerzo y posibilitó que Chicago tuviera otra actitud. Federico Higuaín y Carranza tuvieron libertad para manejar la pelota y la visita jugó la mayoría del período en campo rival.

El resultado dejó conformes a los dos. A Tigre, porque consiguió ganar en casa y a Chicago porque quedó cerca de poder revertirlo.


Comentarios


Tigre ganó, pero dejó vivo a Chicago