Tigre rugió, el líder cayó

<b>Le ganó a Vélez y se despega de la Promo. Los de Gareca podrían ser alcanzados por el Tomba.</b>



1
#

2
#

&amp;lt;b&amp;gt;Vélez ya piensa en la revancha copera.&amp;lt;/b&amp;gt;

El equipo de Arruabarrena fue práctico ante un Vélez que tuvo más la pelota pero sintió la falta de varios titulares.

Vélez cerró una semana para el olvido cayendo ayer ante Tigre (2-1) en un encuentro que no le fue desfavorable en el desarrollo, pero en el que chocó con el oportunismo del equipo de Victoria.

Pese a la caída, que cerró la peor semana del año, tras la derrota copera en la ida de semifinales ante Peñarol (1-0), el conjunto de Ricardo Gareca, que utilizó una formación alternativa, mantendrá la punta de la tabla durante esta fecha. Pero si Godoy Cruz vence hoy a Gimnasia La Plata, en Mendoza, ambos compartirán la cima.

En un primer tiempo que fue bastante luchado, Vélez fue el que manejó la pelota, pero tuvo muchos problemas para llevar el juego a los metros finales ante un Tigre que se defendió todos.

Ricky Alvarez fue el encargado de conducir al equipo visitante, pero jugó bastante más retrasado que lo habitual, por eso a Vélez le costó traspasar a una defensa que cerró bien los caminos hacia su arco.

Tigre trató primero de mantener el cero en su arco y después de salir de contragolpe para desnivelar en alguna acción aislada. En Martín Galmarini nacían sus ataques, pero le costaba juntarse con Stracqualursi y Diego Morales.

Hasta que a los 24 un pase de Ramiro Leone a Galmarini picó mal e Iván Bella, muy a destiempo y con torpeza, le pegó un puntapié al volante azulgrana, que derivó en el penal con el que Stracqualursi selló el 1-0 parcial.

Vélez intentó adelantarse rápido en la segunda parte, pero dejó huecos para que Tigre desarrollara sus contraataques. Y en el primero de ellos, Straqualursi pudo haber liquidado el pleito, pero su cabezazo por encima de Barovero dio en el travesaño.

El golazo de Ricky Álvarez pareció cambiar la suerte de Vélez, pero en la jugada siguiente Gastón Díaz sacó un centro desde la derecha que se le metió por encima a Barovero. Vélez sintió el golpe y tardó en reaccionar, perdió el orden y quedó partido en dos.

Los de Liniers, desesperados, abusaron de los centros aéreos, pero chocaron con la fortaleza física de un Tigre que aguantó y sumó tres puntos vitales.

DyN


Comentarios


Tigre rugió, el líder cayó