“Tocar Bach en este lugar es un regalo de la vida”

Mónica Cosachov deleitó en la Semana Musical Llao Llao



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Inesperadamente una generosa nevada acompañó la inauguración de la octava Semana Musical Llao Llao. El público que asistió al concierto ofrecido por la Orquesta de Cámara Mayo con la solista Mónica Cosachov (clave) pudo disfrutar de una inusual vista del parque recibiendo los copos de nieve desde los ventanales del salón más amplio del establecimiento hotelero.

El programa estuvo dedicado a la Serenata Opus 11 de Dag Wiren (1905-1986), el Concierto para clave en fa de Johann Sebastian Bach (1685-1750), Rakastawa del compositor finlandés Jean Sibelius (1865-1957) y Cuarteto Nro. 1 del argentino Alberto Ginastera (1916-1983) en versión para orquesta de cuerdas de Luis Roggero. Ayer a mediodía Cosachov logró sobreponerse a una fuerte descompostura para realizar un homenaje a Bach en el salón Llao Llao. La posibilidad de acceder a un concierto de la eximia pianista y clavicordista entusiasmó al público.

Ambas experiencias “fueron maravillosas. Tocar Bach es un premio de la vida y observé a la gente muy conectada con una calidez muy particular. El concierto de hoy (por ayer) al medio día fue muy impresionante, había mucha gente de Bariloche y especialmente jóvenes”, evaluó.

Apenas finalizado, partió hacia Buenos Aires y de allí a España y Francia en el marco de una gira durante la que presentará su libro “Entre el cielo y la tierra” donde combina mística y arte. La nieve que caía durante el ensayo y el concierto “fue otro regalo, no se puede explicar lo que fue ver el colorido de las retamas en flor combinado con el blanco”, dijo.

Asimismo, destacó la importancia de compartir el arte con el público. “En momentos como éstos hace falta porque la gente está mal y necesita que se le ofrezca un alimento para el alma, los artistas deben tenerlo en cuenta”, expresó.

Profesora invitada de la Sociedad Internacional de Arte y Tecnología y directora de la Escuela Interdisciplinaria de Música, Cosachov integró la Camerata Bariloche desde su fundación. Junto a los demás integrantes de esa orquesta dejó sentado en los más exigentes escenarios del mundo la calidad alcanzada por el conjunto que nació en esta ciudad de la mano del violinista de renombre mundial, Alberto Lysy.

Nacida en Buenos Aires el 7 de setiembre de 1946, comenzó a componer y tocar el piano a los dos años. Grabó su primer disco a los cinco. Dedicada a la docencia e investigación, recibió el premio Alicia Moreau de Justo por su labor creativa y de apoyo a los jóvenes artistas argentinos.

Muchos becarios del Cámping Musical de esta ciudad gozaron del dictado de sus clases y de la cordialidad de su trato. “Siempre me preocupó más de qué manera vive uno que de qué manera toca. Pienso que el sonido es lo que va saliendo de uno mismo para afuera, toda esa experiencia, todo el afecto que uno transmite por el sonido es lo más importante si se elige esta profesión”. La frase puede resumir en parte la entrega que Cosachov evidencia en cada uno de sus conciertos. Sin desmerecer su impecable técnica lo que la hace singular es su calidad interpretativa, fruto del profundo conocimiento de las obras que interpreta complementado con el sentimiento que le producen. Además es capaz de transmitirlo con fluidez al público.

Los conciertos seguirán desde las 21

El programa de conciertos continuará hoy a las 21 con la presentación del dúo integrado por Elizabeth Ganter (clarinete) y Stanislav Bogunia (piano). Interpretarán Sonatina en sol mayor Op. 100 de Antonin Dvorak (1841-1904), Sonata en si bemol mayor KV 454 de Wolfgang Mozart (1756-1791), Five little pieces de Grazyna Bacewicz (1909-1969), Concertino Op. 26 en mi bemol mayor de Carl María von Weber (1786-1826) y Sonata Nro. 2 en mi bemol mayor op. 120 de Johannes Brahms (1833-1897).

Ganter participó como solista en conciertos junto a orquestas de Suiza, Alemania, en el Festival Marienbad (Checoslovaquia), Praga, San Pablo, Porto Alegre, Curitiba y otras ciudades. Actualmente desarrolla su actividad docente en el Conservatorio de Zurich y dicta master classes internacionales de clarinete y música de cámara.

Las entradas pueden ser adquiridas en Mitre 660 o reservadas al 44-5778. El costo fue fijado en 30 pesos.


Comentarios


"Tocar Bach en este lugar es un regalo de la vida"