Toda la destreza a prueba para salvar vidas en rescates

Un curso de socorrismo avanza en Cipolletti y quieren expandirlo.



El simulacro de ayer se realizó a ocho kilómetros de la margen sur del río Negro, en la llamada "Cueva de los Leones".
CIPOLLETTI (AC).- A partir de la inquietud de un grupo de estudiantes de la carrera de Guía de Turismo de Aventura, que a su vez son policías, el Centro de Estudios en Ecoturismo y Aventura que funciona en Cipolletti decidió implementar todos los años un curso de "Prevención, primeros auxilios, supervivencia, socorrismo urbano y agreste, búsqueda y rescate" que ya fue ofrecido tanto a las jefaturas de Policía de Río Negro como Neuquén.

"Se espera formar especialistas en rescate", comentó Ever Bernal, responsable del Centro de Estudios.

Ayer los nueve alumnos que asisten a las clases todos los sábados y que impulsaron esta experiencia, se trasladaron unos ocho kilómetros de Cipolletti hacia la margen sur para realizar el simulacro de un rescate de dos jóvenes en la llamada "Cueva del León".

Con sogas y sobre todo con mucha destreza, los estudiantes lograron llevar adelante la práctica, que les permitió plasmar parte de lo aprendido durante las 60 horas de cátedra que ya llevan presenciadas.

Bernal explicó que el curso -que lo dictan profesionales del área médica y especialistas en rescate y supervivencia- surgió en forma espontánea por el interés de un grupo de alumnos que son policías de Neuquén. El entusiasmo y la necesidad de contar con este tipo de capacitación hizo que el Centro decidiera implementarlo de ahora en adelante en forma semestral todos los años.

Serán 100 horas de capacitación básica, más otro período de especialización en algún área en particular si el alumno lo desea.

José Luis Bünter y Raúl Stuke fueron los responsables del ejercicio realizado ayer en el puesto Jauregui.

Bünter mencionó que los alumnos "son preparados para encontrarse con sorpresas superiores a las comunes. Están capacitándose para salvar una vida", enfatizó.

Recientemente los estudiantes realizaron el rescate de un hipotérmico en la zona del puente, teniendo en cuenta todas las situaciones y medidas preventivas y diagnóstico de situación de la víctima, hasta el traslado en ambulancia.

"Se simulan situaciones reales de salvataje y rescate", mencionó Bernal.

Por eso en la práctica de ayer no se utilizaron alumnos del Centro para que simularan el pedido de auxilio, sino a jóvenes independientes que actuaron desconociendo el modo en que pueden ser ubicados y rescatados.

Bernal dijo que espera que esta especialización, que es local, "pueda llegar a todas las unidades de las dos provincias, y tener grupos realmente activos en algunos puntos estratégicos para poder desplegarse". Todavía no recibieron respuestas de las fuerzas.

Bünter detalló que el curso consta de dos partes bien diferenciadas: una de trauma y otra de planificación de búsqueda.

En la primera se ve todo lo que hay que tener en cuenta para salvar una vida en distintos ámbitos geográficos, y en la segunda se estudia hasta la interpretación de cartografía.


Comentarios


Toda la destreza a prueba para salvar vidas en rescates