Todo el apoyo de la UIA al gobierno



Actualizado a las 20:04

Córdoba (Télam, enviado especial).- Los empresarios de la Unión Industrial Argentina (UIA) cerraron filas hoy en defensa de la política económica oficial y el sostén del tipo de cambio en torno a los 3 pesos, al tiempo que descartaron que la campaña electoral vaya a afectar las inversiones del sector fabril.

"Hoy la industria se siente más protegida que nunca, está pasando un momento excelente", remarcó esta tarde el presidente de la UIA, Héctor Méndez, al margen del primer Foro Nacional de la Industria que comenzó hoy en la ciudad de Córdoba, y que clausurará mañana el ministro de Economía, Roberto Lavagna.

Méndez prefirió no hablar en público en la primera jornada del seminario industrial y se limitó a ofrecer a la prensa un par de definiciones generales, luego de haber convencido a Lavagna de asistir a la cita mediterránea, y para evitar cortocircuitos como el de dos semanas atrás, cuando se trenzó con el Palacio de Hacienda por los acuerdos de precios para contener la inflación. Pero la síntesis del buen ánimo fabril con el rumbo actual de la economía la aportó el presidente de Aceitera General Deheza (AGD), Miguel Acevedo: "En el sistema productivo se tiene confianza en el Gobierno. Lo que se ha hecho en la economía no se puede dudar que fue bueno", exaltó.

Acevedo, quien preside también el Foro organizado por la UIA en Córdoba, opinó que "no se ve que alguien esté esperando definiciones electorales para hacer inversiones", y consideró "injusto" que "se diga que las cosas van a cambiar después de las elecciones". "A nosotros nos encanta el tipo de cambio en este valor, y creemos que puede mantenerse", agregó el empresario, cuya empresa figura entre las principales exportadoras agroindustriales del país.

El titular de Renault Argentina, Juan Manuel Lardizabal, consideró por su parte que "el Gobierno está firme en su política de mantener un tipo de cambio competitivo", y opinó que "hoy la economía está muchísimo mejor que en 2002". Por si hacía falta más efusividad, el jefe de Renault añadió que "éste es un Gobierno muy ordenado y muy austero", y apuntó que "uno puede estar en desacuerdo con algunas formas, pero todos estamos de acuerdo en que el fondo es muy bueno".

El abroquelamiento de los industriales en torno a la política económica vigente no es nuevo, pero tomó más fuerza para contrarrestar la idea de un enfrentamiento entre la UIA y el Palacio de Hacienda, que surgió cuando varios dirigentes fabriles hablaron quince días atrás de un "clima enrarecido" en la economía. Un alto dirigente de la entidad que preside Méndez adjudicó hoy aquel encontronazo a "hipersensibilidades" en el Ministerio de Economía, pero subrayó que "nunca hubo enfrentamiento", e insistió en que hubo un "malentendido" por parte de algunos medios periodísticos.

La UIA aprovechará su primer encuentro nacional luego de la reunificación del año pasado para presentar una agenda de desarrollo integral, que apunta a generar un millón de nuevos puestos de trabajo en los próximos cinco años, y a incrementar en el mismo lapso las exportaciones del sector en 12 mil millones de dólares. Sin embargo, en los pasillos del Sheraton cordobés también se escuchaban hoy algunos tímidos reclamos, como el de eliminar el impuesto al cheque y el de evitar que los trabajadores puedan enjuiciar a las empresas en caso de sufrir accidentes laborales.

"El saldo entre lo positivo y lo negativo se inclina sensiblemente hacia lo positivo. El presidente (Néstor Kirchner) y el ministro (Lavagna) tienen un claro discurso industrialista", resumió ante Télam el secretario general de la Federación de Industriales de Santa Fe (FISFE), Carlos Capisano. El subsecretario de la Pequeña y Mediana Empresa, Federico Poli, fue el primer funcionario nacional en dirigirse a los casi 400 empresarios que se dieron cita en Córdoba, a quienes conoce muy bien por su pasado como economista jefe de la central fabril.

Poli les advirtió que "el éxito o fracaso de las políticas que el sector público diseñe dependen de la interacción de múltiples actores", y añadió que "cuando nosotros diseñamos una política y no tenemos éxito muchas veces tenemos la culpa nosotros, pero en muchos otros casos la culpa la tienen otros actores". Esta tarde también está previsto que hablen aquí el secretario de Industria, Miguel Peirano, y los gobernadores José Manuel De la Sota (Córdoba), Roy Nikisch (Chaco), Jorge Busti (Entre Ríos), Jorge Obeid (Santa Fe) y José Luis Gioja (San Juan).


Comentarios


Todo el apoyo de la UIA al gobierno