Todo el arco sindical rechazó suba en Ganancias

Consideran que el incremento de sólo 20% enel mínimo no imponible no alcanza. Anticipan conflictos.

La presidenta anunció el lunes la elevación del monto mínimo no imponible de Ganancias.

BUENOS AIRES.- Centrales sindicales oficialistas y opositores salieron ayer en forma unánime a rechazar por insuficiente el aumento del 20% del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, en tanto que los más críticos con la Casa Rosada anticiparon un “horizonte de conflicto” gremial.

Pese al apoyo dado en la víspera a la medida, el titular de la CTA cercana al gobierno, Hugo Yasky, sorprendió ayer al indicar que el nivel de ajuste “no alcanza” a cubrir las aspiraciones del sector y estimó que lo “ideal” hubiera sido aplicar un incremento del 25%.

De igual forma, la decisión anunciada por la presidenta Cristina Fernández también fue objetada por Hugo Moyano, de la CGT opositora; Pablo Micheli, de la CTA opositora, e incluso por el dirigente gastronómico Luis Barrionuevo.

Al respecto, Moyano le reclamó “responsabilidad” a la Casa Rosada “para anunciar cosas que sean reales” y aseguró que el aumento del mínimo no imponible en Ganancias “debería haber sido del 50%”, en lugar de la anunciada corrección del 20%.

El líder camionero dijo que “si la inflación sigue en el rumbo que ha tomado en los últimos tiempos, los gremios solos van a convocar a una nueva paritaria”.

En tanto, Yasky reconoció que el ajuste dispuesto para establecer un nuevo piso para el pago de Ganancias “no alcanza” para dar soluciones al reclamo de los trabajadores y afirmó que un nivel del “25% hubiese sido el número ideal”. Más allá de esto, el titular de la CTA oficialista calificó a la medida como “un paso positivo, porque hubiese sido muy malo discutir paritarias sin saber el número de la actualización”.

El secretario general de la CTA opositora, Pablo Micheli, advirtió que “no hay conformidad en ningún dirigente sindical y frente a esto yo imagino un horizonte conflictivo”, sentenció Micheli.

Por su parte, el secretario general de la Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), Gerónimo Venegas, consideró que la presidenta “se quedó corta” con el aumento del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias .

Venegas señaló que el aumento “debería haber sido más” y dijo que “lo que a uno le da bronca es que está mintiendo la presidenta”, al rechazar que los trabajadores peor remunerados sean los del sector rural. Al respecto, se quejó de que el gobierno “le quitó el 10,7%” de aumento salarial a los peones y estibadores, cuando el año pasado se había conseguido una mejora de 35,7% pero sólo fue homologado un 25%.

Venegas planteó que “con una inflación del 27-28%, ¿cómo puede querer (la presidenta) una paritaria con un techo del 20%?”. (DyN)


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora