Logo Rio Negro

“Todo el dinero del mundo”, un thriller atrapante sobre la avaricia

A pesar de los cambios de último momento, el filme de Ridley Scott no defrauda y logra contar una historia real sin fisuras y con muy buenas actuaciones.





“Todo el dinero del mundo”, un thriller atrapante sobre la avaricia

A pesar de los cambios de último momento, el filme de Ridley Scott no defrauda y logra contar una historia real sin fisuras y con muy buenas actuaciones.

El nuevo filme de Ridley Scott “Todo el dinero del mundo”, utiliza el secuestro del nieto del multimillonario John Paul Getty, sucedido en Italia en 1973, como una excusa para hablar sobre cómo la avaricia se impone por encima del amor filial.

El filme cuenta con la brillante actuación de Christopher Plummer como el magnate norteamericano, papel que le valió una nominación a los premios Oscar que se entregan en marzo próximo, luego de que remplazara a Kevin Spacey, expulsado de la película luego de los escándalos sexuales que se ventilaron en Hollywood a partir del caso Weinstein.

El dilema entre la avaricia y el amor queda claro desde la segunda escena de la película, cuando su hijo John Paul Getty II (Andrew Buchan) le explica a su esposa, Gail Harris (Michelle Williams), que no conoce a su padre porque nunca estaba en su casa.

A renglón seguido, Getty (Cristopher Plummer) recibe al matrimonio y a sus tres hijos en un hotel en Roma, momento en el que el personaje del magnate del petróleo queda al desnudo: no sólo se disculpa entre sonrisas por su ausencia en la familia, sino que lo encuentran planchando su propia ropa para ahorrarse unos pocos dólares.

Como si fuera una relectura de “El mercader de Venecia” de Shakespeare” o de “El avaro” de Moliere, Scott dibuja en Getty una figura moderna de Shylock y Harpagón, quien a través de una cerradura disfrutaba de ver el brillo de las monedas de oro acumuladas en su cuarto, mientras su familia caía en la miseria.

El director de “Alien” y “Gladiador” desnuda a sus personajes en los primeros 15 minutos de cinta y con toda la carne al asador hace que sus virtudes y miserias luchen hasta el último minuto de la historia.

El 10 de julio de 1973, John Paul Getty III, o Paolo, como se lo conocía en Italia, fue secuestrado en la zona de prostitutas de Roma por un comando de la ‘Ndrangheta, la mafia calabresa.

Los secuestradores, al comienzo, pidieron 17 millones de dólares, una suma ínfima para el primer hombre en la historia en superar los 1.000 millones de la moneda estadounidense en fortuna personal.

Sin embargo, pese a que para el magnate hubiera sido menos que un vuelto, su avaricia fue superior y rechazó pagar cualquier tipo de suma. Pese a ello, le pide al ex agente de la CIA Fletcher Case (Mark Walhberg), que con el menor gasto posible logre la libertad de su nieto.

“Ésta es una historia en la que la crisis es aparentemente fácil de resolver, en donde la familia tiene todo el dinero que necesita para rescatar a su hijo, pero el problema no es resolver un crimen, sino que Getty es incapaz de despojarse de dinero, aunque sea para salvar a su nieto. Esa es la verdadera trama de película”, explicó el guionista David Scarpa.

En ese sentido, Scarpa, señaló: “Lo que hace que esta película sea única es que no es un típico melodrama de secuestro donde existe la familia y los secuestradores. En este caso, realmente no lo es. Los secuestradores son un factor, sin duda, pero en realidad la batalla de testamentos está dentro de la familia, entre Gail y el propio Getty”.

La tensión que se crea entre Harris, la ex nuera, y el poderoso petrolero es el verdadero motor y es por donde pasa la resolución de la historia.

El personaje interpretado por Williams representa al emblema de la madre abnegada por sus hijos y que, en un mundo de hombres, se hace fuerte ante el imperio del dinero y las clases dominantes.

La caracterización de Plummer merece un párrafo aparte, no sólo porque suplantó a Spacey ya finalizado el filme (Scott decidió rodar todas las escenas del actor de “Belleza americana”, luego de la catarata de denuncias por acoso y abuso sexual), sino, también, porque es lo mejor de la historia.

“Sólo teníamos nueve días para filmar y tuve el guión sólo dos días antes del rodaje. Así que no hubo mucho tiempo para la introspección o para largos debates”, señaló Plummer, ganador de un Oscar como actor de reparto por “Beginners, así se siente el amor”, rubro por el que está nominado para la gala del 4 de marzo.

Al estilo Dark Vader, John Paul Getty en la piel de Plummer es un villano empático y hasta entendible, dentro de ese mundo ultra capitalista en el que el manda es el dinero y el poder.

Ficha técnica

Datos

Título original: “All the Money in the World”
Año: 2017
Dirección: Ridley Scott
Guión: David Scarpa
Música: Daniel Pemberton
Fotografía: Dariusz Wolski
Reparto: Michelle Williams, Mark Wahlberg, Christopher Plummer, Timothy Hutton, Romain Duris, Charlie Shotwell, Charlie Plummer, Andrea Piedimonte, Marco Leonardi, Roy McCrerey, Kit Cranston, Maya Kelly, Stacy Martin

Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
“Todo el dinero del mundo”, un thriller atrapante sobre la avaricia