“Todo indica que está demente”

OSLO.- El abogado defensor del autor confeso de las masacres del viernes en Noruega, que causaron la muerte de 76 personas, Anders Behring Breivik, declaró a su defendido enfermo mental. “Todo indica que tiene trastornos mentales”, dijo el letrado Geir Lippestad citado por la agencia de noticias NTB. Breivik sigue en custodia policial y está siendo sometido a exámenes psiquiátricos. Además, dijo que Breivik cree que se encuentra inmerso en una guerra. “Y cuando uno está en guerra puede hacer cosas como ésta”, explicó el abogado. “Está en guerra y el resto del mundo no entiende ese punto de vista, pero en 60 años todos lo entenderemos”, dijo el abogado sobre las respuestas ofrecidas por Breivik. Breivik, de 32 años, está acusado de matar a 76 personas, según las cifras manejadas hasta ahora, en un ataque en la isla de Utoya contra un campamento de juventudes socialdemócratas -en el que murieron 68 personas, en su mayoría adolescentes- y un ataque con bomba contra el complejo del gobierno en Oslo, que dejó 8 muertos. La fiscalía y la policía señalaron que Breivik se mostró imperturbable durante sus declaraciones y no mostró empatía alguna por las víctimas durante el interrogatorio y la vista a puerta cerrada. Además, dijo que se negó a ofrecer información sobre las “dos células de nuestra organización” en el extranjero que mencionó en una declaración el lunes. “Se niega a decir nada sobre ellas”. Entretanto, la policía británica estudia supuestas conexiones entre Breivik y grupos de extrema derecha en Reino Unido, según informaron varios medios británicos. La prensa inglesa ofreció detalles de la asistencia el año pasado de Breivik a una manifestación del grupo ultraderechista EDL. Después, Breivik mantuvo contacto por Internet con el grupo. El abogado del autor confeso de la matanza aún no debatió con él una posible petición para declararlo mentalmente enfermo, pero indicó que podría abandonar el caso si su defendido no sigue sus consejos. Entretanto, la fiscalía noruega determinó que los actos de Breivik constituyen actos de terrorismo pues pretendían atemorizar a una multitud pero estudia además acusarlo por crímenes contra la humanidad. En el caso de terrorismo, la pena máxima en Noruega es de 21 años de prisión mientras que por crímenes contra la humanidad se eleva hasta los 30 años de cárcel. (DPA)

El atacante que mató a 76 personas en Oslo.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora