Todo listo en el hotel donde se alojará Bush

Actualizado a las 12:50

Mar del Plata (Télam, enviado especial).- El hotel Sheraton de Mar del Plata lucía hoy como en sus mejores días para recibir al presidente estadounidense, George W. Bush, con sus 191 habitaciones ocupadas por funcionarios norteamericanos, informaron voceros del establecimiento. Cuatro limousinas negras especialmente llegadas de Washington estaban estacionadas desde esta mañana frente al hotel a la espera de la orden para ir a recoger a Bush al aeropuerto internacional de Mar del Plata, donde tiene previsto llegar a las 20.15 horas.

El mandatario norteamericano ocupará la suite presidencial del hotel, ubicada en el décimo piso del edificio, una majestuosa habitación de 280 metros cuadrados con vista al mar, al puerto a y al Golf de Mar del Plata. "El clima es de impaciencia y mucho, pero mucho trabajo", dijo la directora de Relaciones Públicas del hotel, Laura Cánepa, en diálogo telefónico con Télam.

La suite que ocuparán Bush y su esposa Laura cuenta, además, con una cocina privada y una mesa tipo imperial para diez comensales, y está decorada "sobriamente" en tonos pastel, precisó esta vocera del establecimiento. Ramos de claveles rojos y blancos como muestra de cortesía hacia la primera dama y hacia la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, fueron dispuestos en la suite presidencial y en la que ocupará la jefa de la diplomacia estadounidense. La directora de Relaciones Públicas subrayó que las 191 habitaciones del hotel están ocupadas exclusivamente por las aproximadamente 250 personas que conforman la comitiva norteamericana que ya se halla en el país, en su mayoría funcionarios de la Casa Blanca y sus respectivos custodios de seguridad.

Bush traerá a su propio chef, quien se pondrá en contacto con el chef del hotel para coordinar y supervisar todos los aspectos relativos a la alimentación del mandatario, agregó Cánepa. quien desmintió versiones de que el mandatario norteamericano traía su propia agua y alimentos desde su país. Decenas de policías y efectivos de la Gendarmería Nacional protegían y recorrían el hotel, en cuyo subsuelo se instaló un "gigantesco centro de prensa" para los periodistas, en su mayoría norteamericanos, que llegarán con el presidente Bush.

"Visitas de este tipo no se tienen a menudo", dijo la señora Cánepa, y agregó que el personal del hotel trabajaba a destajo para "limar cada detalle" y asegurar que el presidente Bush sea atendido "como corresponde a un jefe de estado".

Notas asociadas: Llegan los presidentes


Comentarios


Todo listo en el hotel donde se alojará Bush