Todo listo para la aprobación de la reforma política

A la limitación en la duración de las campañas y la mayor transparencia en el financiamiento de los partidos que se debate en el Senado, el gobierno anunció que pretende reducir en un tercio los aportes del Estado a los partidos políticos.





Aunque aún no están consensuados los cambios a introducir, los jefes de los bloques de senadores justicialistas y radicales aseguran que la abortada aprobación de la reforma política será completada en la sesión del miércoles, tanto en general como en particular.

El justicialista José Luis Gioja y el radical Jorge Agúndez están convencidos de que el fracaso de la última sesión fue una simple cuestión de quórum sin mayor trasfondo político y que para el miércoles estarán saldadas las diferencias que aún persisten.

No obstante, en forma reservada, hay varios senadores que aún se mantienen en contra de algunos aspectos de la norma, especialmente en el punto crucial de la iniciativa: el financiamiento de las campañas y de los partidos políticos.

Ayer, el matutino La Nación informó que el gobierno pretende tomar la iniciativa en el recorte del gasto político y analiza reducir un tercio los aportes del Estado a los partidos. Esto es, de 3 pesos a 1 por voto.

Gioja aseguró que «el justicialismo está dispuesto a aprobar en general y en particular» el proyecto, pero advirtió que impulsarán algunos cambios con respecto al dictamen que emitió la comisión de Asuntos Constitucionales.

Una de esas modificaciones sería que las elecciones internas abiertas que dispone la propuesta para elegir candidatos a presidente y vicepresidente se haga extensible a todos los cargos electivos nacionales, con lo cual quedarían incluidos los senadores y diputados.

También quieren establecer una cláusula para que ningún funcionario público o legislador pueda ganar un salario superior al del presidente de la Nación.

Otro aspectos que algunos senadores quieren modificar son la exclusión de la figura del fiscal electoral, por considerar que «el mismo fiscal de cámara puede actuar sin que sea necesario incrementar los gastos», y la eliminación de las listas sábanas, que originalmente no estaba incluida en el paquete de dictámenes a debatir.

Todos estos temas fueron conversados en el bloque en una reunión informal realizada el jueves, ocasión en la que se acordó que sea José Carbonell el encargado oficial de reunir las nuevas propuestas y elaborar las modificaciones al dictamen (hay muchos que acusan a Jorge Yoma, presidente de Asuntos Constitucionales, de «cortarse solo» y por eso quieren acordar por afuera).

A diferencia del justicialismo, en el radicalismo no hay mayores objeciones con el proyecto original, ya que según Jorge Agúndez en su bancada «no hay grandes discrepancias ni resistencias».

(DyN/AR)


Comentarios


Seguí Leyendo

Todo listo para la aprobación de la reforma política