Todos contentos con el proyecto de reforma laboral 15-01-04



BUENOS AIRES (DyN) – Los técnicos de la CGT-oficial, la CGT-disidente y la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) manifestaron ayer su coincidencia con la mayor parte del borrador de ley de reforma laboral que el gobierno elabora, para reemplazar la norma que se aprobó en la gestión de Fernando de la Rúa.

Así lo manifestaron a DyN Alberto Tomassone de la CGT-oficial, Héctor Recalde de la CGT-disidente y Horacio Meguira de la CTA, quienes durante la tarde de ayer le hicieron llegar al ministro de Trabajo, Carlos Tomada, el resultado del análisis que hicieron sobre el “borrador” oficial de la ley.

De esta forma culmina la ronda de “consultas técnicas” que el gobierno realizó con los abogados de los tres sectores mientras espera iniciar la fase de discusiones políticas con los titulares de las tres centrales. Fuentes gremiales confiaron a DyN que el jueves 22 de enero el gobierno espera reunirse con Rodolfo Daer, Hugo Moyano y Víctor de Gennaro para lograr el consenso sobre el proyecto de ley que será enviado al Parlamento para aprobación. “Coincidimos con el gobierno en la mayoría de los puntos del nuevo proyecto de reforma laboral, porque contempla muchas de las posiciones que la CGT viene reclamando”, aseguró Tomassone.

“Son muy pocas diferencias de fondo y sólo algunas de forma en las que también esperamos llegar a puntos de coincidencias”, afirmó.

En tanto, Recalde dijo que “hay grandes coincidencias” y reiteró que su sector reclama “la derogación inmediata” de la polémica ley al remarcar que esta ronda de consultas técnicas “es sólo el primer paso para salir de la ley del soborno”.

A su turno, Horacio Meguira de la CTA declaró a esta agencia que “hay muchas coincidencias con proyecto oficial sobre todo en materia de período de pruebas, indemnizaciones, de la ultraactividad de los convenios, los niveles de negociación y más vale se hacen objeciones en cuanto a falencias”.

Meguira se quejó sin embargo porque de acuerdo al borrador oficial “los sindicatos simplemente inscriptos no tienen facultades para negociar colectivamente” y eso dijo “no sé si inhibe o no para alcanzar el consenso que el ministro quiere entre las tres centrales”.

Para Meguira, el proyecto “es bueno no sólo porque establezca tal cual beneficio, sino porque es complementario a la lucha por el salario que vienen manteniendo los trabajadores”. “Técnicamente tengo muchos puntos de acuerdo con el borrador, pero la palabra final, la tiene el consejo directivo de la CTA”, remarcó el laboralista.

Los técnicos de los tres sectores coincidieron entre otros puntos en que “si hay un período de pruebas de tres meses, el despido del trabajador tiene que ser con preaviso”. Para las dos CGT y para la CTA “la indemnización mínima tiene que ser dos meses de sueldo”.


Comentarios


Todos contentos con el proyecto de reforma laboral 15-01-04