Todos, excepto EE. UU., condenan el ataque

Europa, los países árabes, China y Rusia reclaman el fin de la ofensiva

Buenos Aires (Télam-SNI).- La Unión Europea, los países árabes, China, Rusia y la neutral Suiza, condenaron ayer enérgicamente el ataque israelí a los cuarteles de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), donde se encuentra atrincherado su presidente, Yasser Arafat, pero Estados Unidos mantuvo el respaldo a su aliado, Israel y le pidió que no matara al líder palestino.

Estados Unidos, principal aliado de Israel, reiteró su gran preocupación por la violencia en la región, condenó los actos de terror y volvió a pedir al líder palestino que haga los esfuerzos posibles contra el terrorismo. La reacción estadounidense provino de su secretario de estado, Colin Powell, quien en conferencia de prensa sostuvo que el premier israelí, Ariel Sharon, le prometió que no van a hacer daño, ni a matar y ni a capturar a Arafat.

En cambio, la Unión Europea (UE) exigió el cese de los ataques al cuartel general de Arafat en Ramallah, y la retirada del ejército israelí de esta ciudad. En un comunicado de la presidencia española de la UE, los Quince admiten «la legítima lucha de Israel contra el terrorismo y la reacción ante los brutales atentados» de los últimos días.

Pero al mismo tiempo piden «la salvaguardia de la operatividad efectiva de la Autoridad Palestina y de su presidente, Yasser Arafat», y reiteran la necesidad de una aplicación inmediata del alto el fuego, el Plan Tenet y el respeto a la labor del enviado especial estadounidense, Anthony Zinni.

En tanto, el jefe del Estado libanés, Emile Lahud, en su calidad de presidente de la Cumbre Arabe, condenó los «ataques salvajes» israelíes e instó a la comunidad internacional a intervenir

Por su parte, el jefe del Estado egipcio, Hosni Mubarak, pidió al presidente estadounidense, George W.Bush, su «intervención personal» para parar la «agresión» de Israel contra los palestinos y evitar «las graves repercusiones que podrían tener en toda la región».

Powell culpó a los ataques palestinos por la crisis

El secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, señaló ayer en Washington que los ataques perpetrados contra israelíes son los responsables de la crisis en Cercano Oriente.

En la primera declaración respecto al ataque de tropas israelíes contra el cuartel de Arafat, Powell mostró comprensión de que Israel contestara a los ataques recibidos y al mismo tiempo exigió a Sharon proceder con moderación y remarcó que su país continúa considerando a Arafat el interlocutor más importante del lado palestino.

El primer ministro de Israel, Ariel Sharon, prometió no poner en peligro la vida del presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Yasser Arafat, señaló Powell, quien mantuvo varias conversaciones telefónicas con Sharon y además tiene la intención de dialogar con Arafat.

«Una vez más fue el terrorismo, que pone en la mira a civiles inocentes, el que le dio un duro golpe a los esfuerzos de un cese el fuego y de una solución política en Cercano Oriente», señaló Powell.


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios