Todos los héroes tienen algo que ocultar

En mayo, cuando llegue la tercera y más cara de todas las sagas del superhéroe, se verá por primera vez otro "Hombre araña". Su traje perderá los colores brillantes y se volverá tan negro como su deseo de venganza.



#

MADRID/LOS ANGELES (DPA) – Los superhéroes y en particular los de los cómic siguen más de moda que nunca, pero, acorde con los tiempos, no son más lo que eran. Si Batman ya mostró su lado oscuro, ahora es el turno de Spiderman, que en su tercera entrega y con Tobey Maguire de nuevo como protagonista, se asoma a la cara siniestra que al parecer todo héroe oculta.

“El hombre araña 3” tendrá su estreno mundial en Tokio el 16 de abril y llegará a los cines de América Latina unos días más tarde, entre el 3 y 4 de mayo.

En la cinta dirigida por Sam Reimi, Peter Parker (Maguire) logra por fin un equilibrio entre su devoción por Mary Jane (Kirsten Dunst) y sus deberes como superhéroe.

Pero, de pronto su traje pierde sus brillantes colores rojo y azul para volverse negro, y de manera simultánea también aparece el lado más oscuro y vengativo de la personalidad de Peter, que comienza a desatender a la gente que realmente lo quiere. Así, deberá elegir entre el tentador poder que le proporciona el nuevo traje y el compasivo héroe que solía ser, algo de lo que por supuesto se aprovecharán sus enemigos, Venom (Topher Grace) y el Hombre de Arena (Thomas Haden Church).

Además de la transformación del héroe de acuerdo a estos tiempos de falta de certezas, una curiosidad de la película es también que pese a que la historia va unida de forma inseparable a la ciudad de Nueva York, algunas escenas clave fueron rodadas en el centro de Cleveland, Ohio, debido a los desorbitantes costes que implicaba hacerlo en la Gran Manzana.

La medida no impidió sin embargo que el presupuesto de la película sea el más caro jamás alcanzado en dólares estadounidenses, según la página imdb.com, con un total de 250 millones, lo que supera el récord de “King Kong” en 2005, que fue de 207 millones de dólares.

Pese al éxito cosechado con las dos anteriores entregas de “El Hombre Araña”, Maguire declaró que es la última vez que interpretará al superhéroe. “Para mí, éste es un punto natural para que el equipo se separe, porque hay un montón de historias que han acompañado a los principales personajes en los dos primeros films y ahora vinculamos todo para la tercera película. Para mí es como una trilogía y se siente como el final”, aseguró.

Por el contrario, Raimi no está seguro de querer cerrar la saga aquí, y en una reciente entrevista afirmó que está considerando seriamente una cuarta entrega.

“Adoro al Hombre araña y adoro trabajar con Kirsten, Tobey (…). Pero tengo que estar seguro de que cuando acabe con 'El hombre araña 3' siga realmente fascinado con el personaje. En este momento lo estoy”, indicó.

Sin embargo, el cineasta subrayó que no se imagina trabajar para el proyecto sin Maguire, de 31 años, estrella entre otras de “The Good German” y que estuvo a punto de no poder filmar “El hombre araña 2” porque se lesionó mientras estaba rodando “Seabiscuit” (2003) y sufría fuertes dolores de espalda.

Pero, al igual que el superhéroe al que encarna, este actor vegetariano de cara angelical, que tuvo una difícil infancia con sus padres divorciados cuando él tenía apenas dos años, viajando de una ciudad a otra, superó también este desafío y continuó hasta el actual estreno del tercer film.

“Toda la gente que me cerraba puertas a lo largo de mi vida me ponía furioso -afirma dejando entrever una de las fuerzas motoras en su carrera-. Pero ellos me dieron un fervor, una ambición furiosa que no puedo parar”.

 


Comentarios


Todos los héroes tienen algo que ocultar