Tornados dejan 10 muertos; buscan si hay sobrevivientes

Ráfagas de hasta 241 km/h devastaron Yazzo City, en el estado de Mississippi, EE. UU., dañando al menos un centenar de casas y matando una decena de vecinos, entre ellos tres niños.

#

AP

WASHINGTON (AFP, AP) - Los equipos de rescate removían ayer escombros en busca de sobrevivientes tras los fuertes tornados que azotaron el sur del estado de Mississippi y que dejaron al menos 10 muertos y decenas de heridos y de hogares destruidos. Unos 80 soldados de la Guardia Nacional fueron enviados a las zonas afectadas, algunas de ellas de difícil acceso como el condado de Yazoo, ubicado en la zona montañosa al borde del delta del río Mississippi. En algunos casos, debieron recurrir a vehículos todoterreno para alcanzar las víctimas. Las autoridades declararon el estado de emergencia en 17 condados, donde fueron destruidas decenas de casas y edificios, dijo el gobernador de Mississippi, Haley Barbour, en un comunicado. Unos veinte tornados se levantaron en Arkansas, Alabama y Louisiana. Ayer, el centro nacional de pronósticos climáticos (NWSSPC) advirtió sobre “tornados más peligrosos”, acompañados de tormentas, que pueden fortalecerse en su desplazamiento hacia el noroeste de Estados Unidos. Extensas áreas de Mississippi, Alabama, Florida, Tennessee, Kentucky, Illinois, Indiana y Missouri fueron puestos en alerta. En el Condado de Yazoo, cuatro heridos fueron evacuados en helicóptero a la ciudad de Jackson y otros 17 en las ambulancias. El tornado que azotó a Yazoo fue de 1,6 km de ancho, con vientos a una velocidad de 241 km/h h, según los meteorólogos. Cuadrillas de socorristas recorrieron ayer diversos barrios de Mississippi repletos de viviendas destruidas y escombros, después de que un devastador tornado azotase el estado y matase a 10 personas, incluyendo tres niños. La calma dominaba ayer al salir el Sol en Yazzo City, una de las áreas más afectadas. Unos 40 soldados de la Guardia Nacional patrullaban el área. Decenas de policías estatales voluntarios y otros agentes del orden llegaron también de varias partes del estado para ayudar en los esfuerzos de ayuda. Los fuertes vientos arrancaron el sábado los techos de edificios en el condado Yazoo, donde residen unas 28.000 personas y donde se crió el gobernador Haley Barbour. El gobernador describió “la destrucción total’’ entre las pintorescas colinas que se elevan desde el Delta del Misisipí. El gobernador estimó que al menos unas 100 casas en el condado habían sufrido daños graves, pero agregó que el estimado pudiera aumentar.

Tornados más peligrosos se dirigían ayer hacia el noroeste de los EE. UU., advirtió el centro de pronósticos climáticos.


Comentarios


Tornados dejan 10 muertos; buscan si hay sobrevivientes