Trabajadores realizaron un “entierro simbólico”

Lo más visto



NEUQUEN (AN)- Un grupo de empleados del Centro de Atención a la Víctima y de la dirección general de Política Criminal realizó ayer un “entierro simbólico” de estas instituciones, frente a la Casa de Gobierno; en reclamo de un aumento salarial “de emergencia” de 400 pesos y el pase a planta permanente de los contratados.

Con paños negros sobre sus cabezas y vestimenta del mismo color, un grupo de trabajadoras del Centro de Atención a la Víctima y de la dirección general de Política Criminal, dependientes del ministerio de Seguridad y Trabajo, protagonizó una original protesta ayer, frente a la gobernación.

Los manifestantes exigen un aumento de emergencia de 400 pesos “como mínimo”, el pase a planta de los empleados contratados y beneficiarios de la ley 2128, y “que ambas instituciones dejen el estado de abandono en el que están”.

Silvia Couyoupetrou, trabajadora social de la dirección de Política Criminal, comentó que “estamos de duelo, porque estas instituciones funcionan hoy en un estado de extrema precariedad en pos de un plan de seguridad que desconocemos; y porque no puede ser que un juez cobre más de 10.000 pesos, mientras nosotros recibimos 800”.

La trabajadora social explicó que el aumento salarial acordado en paritarias entre el gobierno y ATE “fue un cachetazo para los trabajadores, porque son entre 100 y 160 pesos, que un mes aparecen y al siguiente desaparecen”.

Además, Couyoupetrou indicó que “a muchos compañeros que están precarizados se les vencieron los contratos hace dos meses y aún no se los renovaron”.

Silvia Pellión, del Centro de Atención a la Víctima, relató que “a diferencia de la gente de Política Criminal, nosotros habíamos logrado una audiencia con la ministra (de Seguridad y Trabajo, Susana) Arévalo; que nos dio su compromiso de palabra de darnos el aumento de 400 pesos a partir de setiembre, pero hasta ahora no conseguimos nada”.


Comentarios


Trabajadores realizaron un "entierro simbólico"