Black Friday: Suscribite a tu diario y lee sin límites

Trabajan contrarreloj en las obras del centenario de Neuquén capital

El municipio anunció la construcción de una peatonal. Estará a una cuadra de la ruta 22. La obra se suma a la fuente en el acceso norte y al mástil de 51 metros que harán en la Plaza de las Banderas. Colocarán dos relojes en el centro neuquino. A 51 días del cumpleaños número 100, es febril la actividad para convertir a la ciudad en la puerta de entrada de la Patagonia.




NEUQUEN (AN).- A 51 días de su cumpleaños número 100, la ciudad está en pleno proceso de cambio. Al mástil de 45 metros de altura que habrá en la Plaza de las Banderas, y a la gran fuente de agua que coronará el acceso norte, ahora se suma la construcción de una peatonal en el Bajo neuquino. Las tres obras, que ayer mostraban un ritmo febril de ejecución, más allá de suscribirse en el histórico aniversario, son parte del plan del municipio para convertir a la capital provincial en puerta de entrada de la Patagonia. Durante los últimos 15 días comenzaron los movimientos de tierra y la construcción de una fuente en la rotonda ubicada en la intersección de la ruta 7 y la calle Doctor Ramón, que busca darle un nuevo aspecto al acceso norte de la ciudad. De forma paralela siguen las obras para la colocación de un gigantesco mástil en la Plaza de las Banderas, donación de Repsol-YPF para el centenario. Ayer, el subsecretario de Servicios Públicos, Carlos Cides, a cargo de los trabajos que evocarán el primer siglo de vida de la ciudad, informó acerca de la construcción de una peatonal sobre la avenida Olascoaga. Las tareas comenzaron hace 15 días en la plazoleta Provincias Argentinas, entre las calles Alcorta y Planas, donde quedará ubicado el nuevo espacio. Su iluminación buscará recrear un clima de similar calidez al de la fuente Cibeles. En sus laterales habrá dos canteros y en el centro una gran explanada. Del lugar se está quitando un estacionamiento vehicular, por donde finalmente circularán los peatones. Esto motivó el reclamo de lavacoches que se desempeñan en el sector (ver aparte). La obra contará con bancos similares a los de las dos nuevas calles que atraviesan el Parque Central. Respetará la arboleda interna, y está integrada al proyecto de construcción de veredas que llega hasta el balneario Río Grande. En uno de los extremos de la peatonal (Alcorta y Olascoaga), estará ubicado uno de los dos relojes, donación del ministerio de Obras Públicas provincial por el histórico cumpleaños. El artefacto contará con una base de 3,20 metros, y estará dispuesto sobre una columna de hierro de 2,70 metros de altura. Su diámetro será de 80 centímetros. En la senda, cuyo valor asciende a 800 mil pesos que serán costeados por la empresa Crediguía, se dispondrán 16 columnas de iluminación. Otro reloj, de las mismas características que el anterior, quedará ubicado frente a la plaza Omar Carrasco, en la intersección de avenida Argentina y Alderete-Belgrano. En la fuente que se está construyendo sobre la rotonda de la ruta 7, los operarios del municipio terminaron de colocar la carpeta que hará de fondo. También se está terminando el muro externo y el tendido de la cañería que llevará el agua. Se concluyó la cisterna que contendrá el líquido, y la colocación de dispositivos lumínicos. La obra está a cargo completamente de empleados municipales. Demanda una inversión de 100 mil pesos, tiene dos motores, 32 luminarias subacuáticas, y cinco salidas que conformarán el diseño de agua. En la Plaza de las Banderas, en tanto, los operarios están construyendo la base que sostendrá el gigantesco mástil. Además, en este sector del Parque Norte, se encuentra en plena construcción una explanada donde se realizarán actos. La inversión, en este caso, también es de 800 mil pesos. Las tres obras estarán finalizadas durante agosto y septiembre. Para este último mes, se sumará la inauguración del Museo Nacional de Bellas Artes, MNBA. Cides dijo que el objetivo del municipio “es jerarquizar la ciudad y apostar a los turistas que invierten un día de sus vacaciones acá”.

En busca de nombre para un tramo de la ruta 7

NEUQUEN (AN).- A partir de la semana próxima podría quedar definida en el Concejo Deliberante una convocatoria para encontrarle nombre a un tramo de la ruta 7 transformado en calle luego de un convenio entre la provincia y el municipio, en 1992. Desde entonces, pese a que hay una resolución que establece el cambio de jurisdicción de la traza, el trámite administrativo que dispondría la nominación de la arteria quedó en la nada. El trayecto es parte de la ruta provincial 7, entre el Cañadón de las Cabras y la rotonda en la que finaliza la Diagonal 9 de Julio, en su intersección con la calle República de Italia. En 1992 un convenio entre Vialidad provincial y el municipio transfirió a su órbita la calle sin nombrar, que al ingresar hacia el sur de la ciudad se convierte en la calle Salta. El 21 de septiembre de ese año el Deliberante refrendó el convenio y la vía de comunicación quedó finalmente dentro del caso urbano. Mediante un proyecto de resolución presentado por el concejal Carlos Di Camillo (FG) se busca que la Junta de Estudios Históricos reciba la propuesta de instituciones y vecinos de la capital neuquina, para luego optar entre las alternativas que finalmente le darán nombre a la arteria. El proyecto da 60 días para presentar las propuestas. Podría recibir entidad parlamentaria a partir de la semana que viene. Y si los ediles prestan su consenso, llegaría a tratarse en la próxima sesión del Concejo.

Los lavacoches se oponen

NEUQUEN (AN).- Las refacciones que el municipio lleva adelante en la zona del bajo neuquino y que prevén una nueva peatonal entre la calle Alcorta y la ruta 22, provocaron la reacción de los lavacoches que trabajan en lo que actualmente es un estacionamiento de vehículos. “Nosotros vivimos de esto, hace años que estamos acá y nunca nadie vino a comunicarnos lo que están haciendo. Nos van a dejar sin trabajo”, señaló Carlos, uno de los cinco lavacoches que se desempeña en esa zona. La nueva obra será una peatonal con bancos, canteros y un gran reloj. La decisión del municipio de construir allí una suerte de espacio verde y el rápido avance de las obras, preocupa a los lavacoches que ven incierto su futuro laboral. “Nos vamos a quedar acá hasta que nos saquen, y si es así, queremos que nos den trabajo. No pretendemos que nos regalen nada, sólo queremos trabajar”, agregó Carlos. Carlos Cides, titular de Servicios Públicos, dijo que no conocía la oposición que provocó la nueva construcción en los trabajadores informales. “Lo que entiendo es que la obra jerarquizará el acceso al centro de la ciudad, esto tiene impacto en la economía, y de esa forma se generan fuentes de trabajo genuinas”, dijo el funcionario. Al mismo tiempo dijo que el proyecto de la plaza en ese espacio, no impedirá el normal desempeño de los lavacoches ya que “sus clientes pueden estacionar los autos en otro lugar”, afirmó.


Comentarios


Trabajan contrarreloj en las obras del centenario de Neuquén capital