Trabajar por el barrio



#

imparables

Es mediodía y mientras todos regresan a sus casas para preparar el almuerzo y hacer una pausa en familia, María Paiola, Beatriz Becco, Raúl y Mirta Almendra siguen atareados con el acondicionamiento del flamante salón de usos múltiples de su barrio, uno de los más poblados de SAO, el de las 150 viviendas. Ellos son sólo algunos de los integrantes de la activa junta vecinal del barrio que, lejos de dedicarse a disfrutar del logro que simboliza para ellos la reciente inauguración de ese espacio por el que tanto lucharon, ahora están pensando en equiparlo con sillas, mesas y todos los utensilios que les permitan implementar una copa de leche diaria para ofrecer a los numerosos chicos que viven en el lugar. “Son cerca de 600 niños los que tenemos en el barrio, y por eso estamos contentos con la puesta en marcha de los talleres que se dictarán en este SUM, tanto los municipales como aquellos coordinados por los vecinos. Además, ya tenemos interesados en brindar clases de apoyo escolar y estamos gestionando la posibilidad de otorgarles a los chicos una merienda, por eso queremos contar con las mesas y sillas necesarias cuanto antes”, comentó María. A puro entusiasmo, tanto ella como los demás siguen desplegando acciones para solucionar los problemas de la barriada. “Buscamos que nuestros pibes estén ocupados, por eso me dedico a darles clases de fútbol, aunque soñamos con poder conseguir un playón de deportes, porque la cancha que tenemos funciona en un predio en el que ahora se instalará una iglesia evangélica”, expresó Raúl. Sus acciones como junta se pueden medir en logros para el barrio, pero ellos no descansan. “Conseguimos que la policía afecte un patrullero por las noches para controlar más pero queremos lograr que se instale un pequeño destacamento policial, que se mejoren las garitas para esperar el transporte urbano y se instale una guardería que aunque sea inicialmente funcione en el SUM, para ayudar a las mamás que trabajan”, manifestó Mirta.

María, Beatriz, Raúl y Mirta siguen trabajando por el barrio.


Comentarios


Trabajar por el barrio