Trabajo en negro: detectan 120 casos en 90 días

Operativos recientes revelaron un alto grado de informalidad en la zona atlántica. Turismo, comercio y construcción concentraron las anomalías. También preocupa el sector hortícola.

#

El caso descubierto en Colonia Frías, cerca de Conesa, derivó en una denuncia penal por presunta trata de personas.

VIEDMA (AV).- La Delegación Zona Atlántica del Ministerio de Trabajo de la Nación formalizó 120 expedientes tras detectar irregularidades en contrataciones laborales durante los últimos tres meses. Según reveló el titular del organismo, Gustavo Contreras, las anomalías fueron descubiertas en los sectores turístico, comercial, construcción; y más recientemente en actividades hortícolas. En este rubro hubo recientemente cuatro operativos que permitieron hallar a 36 trabajadores en negro. Los operativos realizados en conjunto con la AFIP y la Policía Federal se extendieron a chacras del Idevi y hornos de ladrillos de la periferia de Viedma. La dependencia elevó a las oficinas centrales el detalle de cada trámites, para determinar qué tipo de sanciones le caben a los responsables de locales comerciales o predios productivos. El funcionario indicó que si bien el trabajo no registrado se puede verificar al instante, mediante sistemas de comunicaciones “on line”, igualmente hay que elevar” las actuaciones porque “siempre se encuentran irregularidades”. La delegación comenzó a funcionar durante este año, dependiente de la Regional Patagónica, con el propósito de articular un mayor control sobre el nivel de empleabilidad en la zona Atlántica; ya que en los últimos tiempos Trabajo de Nación formaba parte de operativos conjuntos con la provincia. Al no contar con una mayor cantidad de inspectores se le otorgó en la práctica, casi todas las facultades de inspección en Río Negro. En cuanto al último operativo realizado por el organismo en el sector hortícola, ubicado en Colonia Frías cerca de Conesa; trascendió de fuentes judiciales que recién hoy serían indagadas las dos personas consideradas responsables del campo de cebolla. Estas se encuentran detenidas a disposición del Juzgado Federal de esta capital en el marco de una denuncia de Contreras por presunta trata de personas. El procedimiento no cuenta con demasiados antecedentes en el país. Los pasos judiciales destinados a indagar a estas personas se demoraron ya que personal judicial dedicó gran parte de la jornada a tomar declaración testimonial a seis jornaleros de nacionalidad paraguaya, y un argentino. Contreras señaló que pidió el apoyo de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la provincia y al Ministerio de Familia para que le brinden asistencia alimentaria, y de residencia transitoria a los peones rurales mientras permanecen en Viedma. Agregó que luego de la denuncia penal, ante la sede tribunalicia que preside Mirta Fillipuzzi, se hicieron gestiones para que la Dirección Nacional de Migraciones evalúe si los ciudadanos de nacionalidad paraguaya serán devueltos a su país de origen.


Comentarios


Trabajo en negro: detectan 120 casos en 90 días