Trágica explosión de planta de gas en Argelia

Hasta anoche eran 27 las víctimas fatales y más de 70 heridos recibieron atención.



ARGELIA (AFP).- Veintisiete muertos y 72 heridos es el último balance de la explosión, al parecer accidental, que destruyó el lunes por la noche la planta de licuado de gas natural de Skikda (500 kilómetros al este de Argel), lo que ha influido ayer en la subida de los precios de petróleo, por miedo a una escasez de suministro.

El último balance con las víctimas fue anunciado por el ministro de Sanidad argelino, Murad Redjimi, en una radio local, actualizando así el anterior que registraba 23 muertos y 74 heridos. Redjimi agregó que cinco heridos graves han sido evacuados al hospital de Annaba (110 kilómetros al este de Skikda), aunque precisó que su "diagnóstico vital" no es alarmante.

Entre los heridos, 43 han abandonado ya los hospitales adonde fueron trasladados en la madrugada de ayer. El ministro no precisó, sin embargo, si se habían rescatado ya a los nueve trabajadores que todavía se encontraban bajo los escombros.

La producción de gas natural licuado constituye una de las seis fábricas del inmenso complejo petroquímico de Skikda, que emplea a 12.000 personas.

Fue construido según el modelo de los combinados de la ex Unión Soviética en los años 1970 y hasta principios de los 1980.

"Todo se puso a temblar y los vidrios de mi departamento volaron en pedazos después de una explosión sorda", relató ayer a la radio una mujer que vivía cerca del complejo.

"Salimos todos, y ayudamos a salir a las personas minusválidas y a los ancianos, muchos se encontraban en estado de conmoción y los niños lloraban", agregó.

Según la radio, los vidrios de los inmuebles y de los comercios del complejo fueron destrozados por la onda expansiva hasta 10 kilómetros a la redonda.

El complejo está situado en la zona industrial, a unos 10 kilómetros del centro de Skikda, donde la onda explosiva rompió también numerosos vidrios, según testimonios recogidos por la radio.

Un contramaestre del complejo, que se encontraba en una zona de almacenamiento, dijo haber escuchado "ruidos raros, vibraciones anormales de las calderas y de las válvulas seguidos de la explosión".

El presidente argelino Abdelaziz Bouteflika interrumpió ayer a la mañana una visita a Constantina (430 kilómetros al este de Argel) para ir al lugar de la catástrofe. El complejo destruido representa 23% de la producción de GNL sobre un total anual de 26.900 millones de metros cúbicos.

El gas licuado y el gas natural proporcionan la mitad de los ingresos obtenidos por la venta de hidrocarburos de Argelia, evaluados oficialmente en más de 24.000 millones de dólares en 2003.

El ministro de Energía Chakib Jelil estimó que la producción argelina de GNL no se vería perturbada, pero que "una parte" de la pérdida de la producción de Skikda sería compensada por un aumento en el complejo de Arzew, cerca de Orán, en la costa oeste argelina, que produce un 77% del gas licuado del país.

No hay nuevo peligro de explosión, "pues la situación está controlada", destacó la televisión estatal, precisando que "toda contaminación estaba descartada" y que el gas no era tóxico.


Comentarios


Trágica explosión de planta de gas en Argelia