Trágica pelea entre hermanos en Cinco Saltos

La víctima tenía 52 años y el victimario sólo 15.



CINCO SALTOS (AC).- Una tragedia que habría sido potenciada por el alcohol, los malos tratos y añejos rencores, sacudió ayer a Cinco Saltos, cuando a primera hora de la mañana un chico de 15 años mató a su hermano de 52 de un tiro en el corazón, y luego fue detenido por la Policía sin que opusiera resistencia.

La víctima fue llevada al hospital, donde llegó inconciente y con una grave hemorragia interna. Su estado era de tal gravedad que falleció cuando los camilleros cruzaban la puerta de la guardia.

En la pelea entre hermanos intervino el padre de ambos para separar, un hombre de más de 70 años. Sin embargo, luego terminó siendo una víctima también, pues otros familiares y amigos de los hermanos involucrados en la tragedia, le quemaron la precaria casilla en la que vivía. Aparentemente, suponían que habría intentado ayudar a uno de sus hijos.

Anoche, la Policía estaba alerta por si allegados o integrantes de esta familia, que tiene muchos problemas incluyendo conductas agresivas, intentaban alguna otra venganza.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 7.30 de ayer en un conglomerado de casas humildes que se levanta en Sargento Cabral al 300, a metros del nosocomio. Allí viven varios miembros de la familia Retamal.

Hasta ayer se desconocía qué provocó la trágica discusión, pero según pudo averiguarse, Antonio Retamal (52 años) pudo haber realizado violentos reproches a su hermano de 15 años, y tal vez a su padre, llamado también Antonio Retamal y de 70 años.

Otras fuentes aseguran que hubo una pelea en la que intervinieron cuatro familiares.

El caso es que por defenderse a sí mismo –pues habría sido atacado con un fierro por su hermano mayor– o tal vez por haber participado de algún incidente en el que también estaba su padre que pala en mano habría separado o intervenido en la gresca, el chico de 15 años tomó un revólver y le disparó tres veces a su hermano de 52. Una bala se alojó en el pecho, cerca del corazón, otra le dio en una pierna y la tercera quedó incrustada en una madera.

El ruido, los tiros y los gritos alertaron al vecindario y a los demás familiares que viven en las cercanías, creándose una situación de caos.

La Policía fue alertada y rápidamente se dirigió al lugar, donde detuvo al joven de 15 y secuestró el arma con que se habrían realizado los disparos. También llegó hasta allí el fiscal de comisaría Alejandro Rodríguez Chazarreta y el juez Guillermo Baquero Lazcano.

Retamal padre fue llevado a otra localidad valletana como medida de precaución, ya que los ánimos estaban muy tensos y se temía que fuera blanco de un nuevo ataque, ya que cuando su casilla quedó vacía desconocidos la incendiaron y los bomberos alcanzaron a salvar muy poco. La policía montaba vigilancia en la zona de la calle Cabral y en otros sectores cercanos.

El personal de Criminalística estuvo trabajando en el lugar del crimen, donde tomó huellas, hizo otros procedimientos y además tiene en su poder el arma para periciar.


Comentarios


Trágica pelea entre hermanos en Cinco Saltos