Trágico desenlace de un conflicto

Está en coma 2 la directora del hospital de Los Menucos a causa de una intoxicación con barbitúricos. Había denunciado amenazas por parte de funcionarios del gobierno rionegrino: Di Tella, Saab, Calamara y Serra. Ante la Justicia dijo que la presionaron para que dejara el cargo. Nombraron al reemplazante.



ROCA (AR).- La directora del hospital de Los Menucos María Inés Moreno, que denunció haber sido amenazada por funcionarios de Salud Pública, se encuentra internada con un cuadro de coma 2 en una clínica de esta ciudad.

La mujer fue trasladada desde Los Menucos al centro de salud roquense debido a una intoxicación con barbitúricos.

Según informó su hijo, Luis Luque, "las presiones y amenazas recibidas por parte de funcionarios provinciales la llevaron a tomar esa decisión".

De acuerdo a lo informado por sus familiares, la internación de María Inés Moreno se produjo el sábado. Los profesionales que la atienden le manifestaron a su hijo que "sólo queda esperar la evolución de la paciente".

Luque informó que "a pesar de que llamé a Aldo Serra, secretario privado del gobernador Verani y uno de los acusados por mi madre de haberla amenazado, nadie se comunicó para conocer su estado de salud".

En tanto ayer, en Viedma, el subsecretario de Salud Ricardo Saad señaló a este diario que el lunes pasado varios funcionarios de Salud Pública de la provincia llegaron a Los Menucos para dejar sin efecto el nombramiento de Moreno y poner en funciones al médico Propethe Gee.

Esto sucedió a pesar de tener conocimiento sobre el estado de salud de la directora.

"Ella no quería presentarse el lunes en el hospital porque sabía que le iban a iniciar un sumario administrativo como excusa para hacer asumir a otro médico en la dirección", dijo el hijo de la médica

Cabe señalar además, que tanto Moreno como el médico suplente del hospital, Aquiles Rivera Paredes, denunciaron el 11 de este mes, ante la comisaría de Los Menucos el robo de sus respectivos legajos profesionales, que se encontraban en un armario del hospital de esa localidad.

En tanto, el 13 de octubre, la doctora Moreno denunció ante el fiscal de turno de la Primera Circunscripción Judicial Juan Bernardi, las amenazas recibidas por parte de Claudio Di Tella - director de Fiscalización de Salud Pública y Ricardo Saad.

Según Moreno, le dijeron que "tenía que renunciar y pedir traslado porque el intendente no la quería en Los Menucos".

La denuncia señala además que el "primero de octubre, Moreno comenzó a recibir llamadas amenazantes diciéndole que la iban a hacer boleta". Siempre según el testimonio de Moreno, a esa llamada le siguieron otras por parte de Jorge Calamara - director de Comisiones de Fomento-, Aldo Serra, secretario del gobernador Pablo Verani y Di Tella.

Según Moreno, todas estas llamadas tuvieron el "fin de presionarla para que se vaya", reza la denuncia.

Saad, justificó ayer la remoción de la conducción hospitalaria en Los Menucos debido a que se encontraron "déficits" en los manejos administrativos, de recursos humanos y el sostenimiento de políticas de salud.

En cuanto a la denuncia en sí planteada por la médica, el funcionario dijo que "no hay intención de salir a explicar nada porque no corresponde". "No tiene sentido hacer mención a situaciones personales dado que medidas similares se tomaron en otros hospitales como el de Cipolletti y San Antonio", dijo.

Explicó que la modalidad de la Secretaría de Salud es que "se están haciendo permanentes chequeos (en todos los hospitales) y teníamos informes sobre el caso de Los Menucos, por lo tanto consideramos conveniente hacer un cambio" en la conducción.

Puntualizó que ese nosocomio, entre otras anomalías, no tenía conformado el Consejo Local de Salud ni el Consejo Asesor Técnico Asistencial (CATA).

Por otra parte, Saad adelantó que a partir de ahora se analizará "si (el caso) merece que actúe la Junta de Disciplina" insistiendo que Salud "tiene facultades para remover directores" cuando existen anomalías.

"Estamos haciendo mucho hincapié en el control administrativo y también viendo cómo se llevan a cabo los programas puntuales que responden a necesidades de cada comunidad, y si no se pueden corregir, se deciden los cambios", concluyó.


Comentarios


Trágico desenlace de un conflicto