Tras los procesamientos, esperan que se investigue la “ruta del dinero”

Pontaquarto no duda de que "habrá condenados".



BUENOS AIRES (DyN) -El caso de sobornos en el Senado argentino todavía tiene varios capítulos por delante, entre ellos la ruta de los cinco millones de dólares que supuestamente se repartieron en el año 2000 para aprobar la ley de reforma laboral.

La defensa del ex secretario parlamentario Mario Pontaquarto pidió ayer al juez que instruye la causa “seguir la ruta del dinero”, luego de los cuatro procesamientos dictados en las últimas horas, mientras el ex presidente Fernando de la Rúa insistió en que se investigue si el gobierno de Néstor Kirchner le pagó al “arrepentido” para reflotar el escándalo.

En tanto, el ex secretario volvió a negar la versión y aseguró que no tiene “ninguna duda” de que “va a haber gente condenada” ya que “las pruebas son contundentes”.

Su abogado Hugo Wortman Jofre, a todo esto, aseguró que ahora “falta seguir la ruta del dinero” y argumentó que “es muy difícil poder esconder bien 5 millones de dólares sin que quede ningún rastro”, al referirse a la suma que, según su cliente, se repartió a un grupo de senadores para aprobar la ley de reforma laboral en abril del año 2000.

El letrado consideró que “toda la versión de Pontaquarto fue confirmada” con los procesamientos dictados ayer para el ex jefe de la SIDE Fernando de Santibañes, los ex legisladores José Genoud y Emilio Cantarero y su propio defendido.

A De Santibañes se le imputa el delito de cohecho activo, a Genoud y a Cantarero el cargo de cohecho pasivo y a Pontaquarto el de partícipe necesario.

Mientras tanto, De la Rúa, reiteró sus sospechas de que la administración de Kirchner fogoneó el tema para que el caso vuelva a salir a la escena pública, y dijo tener “toda la impresión” de que el Ejecutivo le “pagó” a Pontaquarto. Consultado sobre las declaraciones del jefe de Gabinete, quien ironizó que “el ladrón cree que todos son de su condición”, sostuvo que esas expresiones “son muy pobres, son lamentables, no respetan la posibilidad de la defensa”.

Una sospecha similar deslizó ayer el ex jefe de la SIDE Fernando de Santibañez quien aseguró que el juez Rodolfo Canicoba Corral lo procesó “acorralado por graves presiones externas” y “sin pruebas”, según declaró.

 

Niega un acuerdo

 

Al respecto, Pontaquarto volvió a negar que el gobierno de Néstor Kirchner le haya pagado para reflotar la causa y sostuvo que el ex presidente “está nervioso porque sabe que el hecho” de las coimas

“sucedió”.

El ex funcionario de la Cámara Alta consideró que los procesamientos dictados ayer por el juez Rodolfo Canicoba Corral “dan por verosímiles casi el 90 por ciento de las afirmaciones que yo hago en mi declaración indagatoria, de las cuales muchas se comprobaron”.

En diálogo con radio Continental, reiteró que De la Rúa “pareciera tener las características de un payaso, es una persona que hizo sufrir y llorar a los argentinos con las muertes del 20 de diciembre, con el corralito y el corralón, y ahora intenta hacerle creer a la gente que a mí me pagó el gobierno”.

“El gobierno de Kirchner no me pagó ni me dio absolutamente nada”, aseveró Pontaquarto, quien expresó su disconformidad con el embargo que le trabó Canicoba Corral, pues “es un monto que no esperaba, por el capital que tengo”.

De todos modos, Pontaquarto entendió que “lo importante no es eso, sino la decisión que ha tomado el juez de los procesamientos”.

Fernández, a su turno, abogó nuevamente porque se “descubra la verdad” en el caso y ratificó su esperanza de que “si hay responsables, paguen las consecuencias de haber infringido la ley”.

“Es importante que el tema se haya revivido porque esos hechos, objetivamente, son una mácula en la política argentina y, por lo tanto, es necesario que se esclarezcan”, resaltó. (ver nota aparte). En tanto, el jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, dijo que con esa acusación, De la Rúa “en realidad” busca “embarrar la cancha para defenderse”.

Nota asociada: Al ex presidente ahora le “pinchan” las entrevistas Puerta admite la transversalidad, pero prefiere un “partido fuerte”

Nota asociada: Al ex presidente ahora le “pinchan” las entrevistas Puerta admite la transversalidad, pero prefiere un “partido fuerte”


Comentarios


Tras los procesamientos, esperan que se investigue la "ruta del dinero"