Tras nuevos récords en planeador

El alemán que batió la marca de vuelo sin motor intentará otros logros.



SAN MARTIN Y JUNIN DE LOS ANDES (ASM).- Tras haber celebrado su récord mundial de distancia en vuelo sin motor en compañía del argentino Alois Urbancic, el piloto alemán de planeadores Klaus Ohlmann salió a volar ayer bien temprano desde el aeropuerto Chapelco, tras nuevas marcas en el aire.

Se supo extraoficialmente que la distancia lograda el domingo por Ohlmann, que se inscribe como récord mundial de volovelismo, fue de 2.459 kilómetros, uniendo el aeropuerto de San Martín y Junín de los Andes con un punto cordillerano del norte argentino, para girar a una altura aproximada de 7.000 metros y emprender el regreso al sur, hasta aterrizar en Malargüe, al sur de Mendoza.

Ohlmann decidió quedarse dos meses más en San Martín de los Andes, y en este lapso no sólo buscará superar esa distancia.

Durante el fin de semana aguarda la llegada de su esposa, Sydonie Ohlmann, quien suele acompañarlo en sus vuelos sin motor, para emprender juntos otra meta. El piloto se propone unir el aeropuerto Chapelco con Río Grande, en Tierra del Fuego, y regresar, incorporando así lo que sería un nuevo récord que contempla el vuelo sobre tierra y sobre el mar, al tener que cruzar el estrecho de Magallanes.

La esposa de Ohlmann, una joven francesa que es piloto comercial de vuelos internacionales de Boeing 747. llegará este fin de semana con el hijo de ambos y sus padres, y saldrá a volar con su marido casi diariamente desde el aeropuerto Chapelco.

Si bien la marca mundial lograda el domingo pasado por el piloto alemán fue confirmada en medios ligados al volovelismo internacional, se aguarda para hoy a la mañana conocer la distancia exacta obtenida. Para certificar con precisión el kilometraje, se requiere la apertura de equipos especiales que guardan en su memoria los detalles del vuelo.

No obstante, la marca lograda supera en unos 400 kilómetros el récord anterior de distancia en vuelo sin motor que se había registrado en Nueva Zelandia al cubrir 2.046 kilómetros en planeador.

Entretanto la nueva marca hizo que la atención del volovelismo del mundo se centrara en el aeropuerto Chapelco, y en San Martín de los Andes. Las llamadas y requerimientos de organizaciones aeronáuticas de todo el mundo fueron incesantes. Y mientras volovelistas brasileños y argentinos se mantienen en el aeropuerto de Junín y San Martín de los Andes, la actividad de los integrantes del Aeroclub sanmartinense por estos días es incesante, ya que la institución es la que brinda el apoyo a los pilotos argentinos y extranjeros que operan con sus planeadores desde el aeropuerto Chapelco.


Comentarios


Tras nuevos récords en planeador