Tras otro fracaso, la fuga de petróleo no se detiene




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

#

El mayor temor es que la mancha llegue hasta las costas de Florida.

AP

NUEVA ORLEANS.- La petrolera British Petroleum (BP) intentaba ayer en una carrera contrarreloj frenar la fuga de petróleo en el Golfo de México, luego de que fracasara el intento de colocar una monumental cúpula sumergida para contener el derrame. Funcionarios de la petrolera británica, que asumió la responsabilidad de la tragedia, aún conservaban las esperanzas de detener la fuga a unos 1.500 metros de profundidad y que a diario lanza al mar unos 800.000 litros de petróleo. La plataforma Deepwater Horizon explotó el 20 de abril y se hundió en el mar dos días después, provocando la muerte de 11 operarios. BP ha sido denunciada en el fuero civil por varias demandas colectivas, la mayoría de ellas pertenecientes a profesionales de la pesca o el turismo que sufren las consecuencias de la marea negra. El grupo ha prometido hacerse cargo de todos los gastos de limpieza relacionados con la catástrofe ecológica e indemnizar a los profesionales cuya actividad se haya visto afectada por la presencia de petróleo. Se estima que ya hay 13,2 millones de litros de petróleo en el mar, y la extensión del daño aumentará exponencialmente si la única solución es un pozo de auxilio que llevaría meses construir. También se teme que la marea negra, que cubre un área de unos 5.200 kilómetros cuadrados, llegue hasta la península de Florida, más al sur, si es arrastrada por una corriente especial. Debido a que la marea negra ya alcanzó a varias islas frente a la costa del estado de Louisiana, las autoridades locales pidieron más barreras flotantes para proteger las zonas bajas y costeras, que además de ser reservas de fauna y flora silvestres son destinos turísticos y de pesca que reportan miles de millones de dólares. (AFP)


Comentarios


Tras otro fracaso, la fuga de petróleo no se detiene