Tras tedioso escrutinio, se ratificó que en Roca manda el PJ

Obtuvo 11.735 votos, contra los 11.488 conseguidos por la UCR.

La historia del peronismo roquense debe tener pocos despertares tan felices como el de ayer Minutos antes de las 7 terminó el escrutinio definitivo en la Junta Electoral y se estableció que en las elecciones del domingo obtuvo 247 votos más que la UCR, quedándose con la victoria abso

luta y el derecho a gobernar la ciudad por cuatro años desde diciembre.

Finalmente fueron 11.735 vecinos los que apoyaron la candidatura de Carlos Soria para jefe comunal.

Por su parte, 11.488 personas creyeron que la mejor opción era Jorge "Goyo" Martínez. Participación Vecinal ratificó su tercer lugar y la banca en el Concejo Deliberante, mientras que el resto de los partidos mantuvo las ubicaciones reflejadas en los cómputos que sus fiscales recogieron luego del cierre de los comicios (ver infogramas).

Atrás quedaron ayer las 85 observaciones que hizo la Junta Electoral en las 164 mesas de votación.

Durante las 13 horas ininterrumpidas de escrutinio definitivo se cotejaron las actas de las autoridades comiciales con las planillas de fiscales y nunca dejó de avanzarse hacia el resultado final.

Todo en absoluta calma y clima de consenso. Algo que comenzó a advertirse el lunes por la tarde, cuando se presentó el apoderado de la UCR a nivel provincial, Alberto Carosio, y fue implícito el mensaje del partido sobre su postura diferente de la evidenciada el domingo por la noche. Nada de impugnaciones, trámite rápido y capítulo cerrado.

Así fue que, a las 7, los 50 militantes que pasaron la noche en la puerta del edificio coronaron la espera con la noticia que más esperaban. Hubo gritos de desahogo, abrazos y marcha peronista (ver aparte).

La próxima instancia del proceso se dio pasadas las 18 de ayer, cuando las autoridades de la Junta Electoral comenzaron a no

tificar a los apoderados de cada partido sobre el resultado definitivo de la elección.

Ahora sólo queda la proclamación oficial de Soria, los cuatro concejales justicialistas, Alicia Salicioni, Diego Larreguy, Luis Bartorelli y Morelia Torres; los tres ediles radicales, Alejandro Betelú, María Gloria Verani y Marcelo Marco; y el representante en el Deliberante de Participación Vecinal, Carlos Altuna. También de los tres revisores de cuentas, Juan Huentelaf (PJ), Adriana Martínez (PJ) y Osvaldo Rodríguez (UCR).

Por otra parte, en Roca circularon desde el martes versiones sobre represalias del gobierno provincial en los barrios donde perdió el radicalismo, a partir de la interrupción en el envío de alimentos a los comedores y centros comunitarios. Se trataría de barrios de la zona rural al sur de la ruta 22.

En tanto, ya circulan nombres para el gabinete de gobierno que a partir del 10 de diciembre liderará Soria, espacio donde la dirigente Miriam Saigg ocuparía la Secretaría de Desarrollo Social. (AR)

VIEDMA- El gobernador electo, Miguel Saiz explicó que la derrota electoral del radicalismo en Roca tiene "un cúmulo de factores", incluyendo que "la gente priorizó un cambio" político.

El gobernador electo también consideró un rechazo a la gestión municipal, pues entendió que la comunidad roquense además responsabilizó al radicalismo de la misma.

Consideró que "el partido perdió un bastión, en una elección pareja". Entendió que "no hay sólo motivo, sino un cúmulo de factores". Se sorprendió con el porcentaje de concurrencia a la elección local "fue uno de los más bajos en toda la provincia". No quiso evaluar la incidencia del nuevo sistema pero entendió que esta poca asistencia a las urnas se debería analizar.

Calificó de "buen triunfo" el logrado por Carlos Soria, aunque cargó frente a acusaciones del intendente electo. "Sólo va a tener qué explicarme de donde saca que dejé una deuda en General Roca de ocho millones", ironizó.

Verani cenó el martes en la Residencia con sus principales allegados roquenses, como Daniel Sartor y Alejandro Betelú. El gobernador se mostró silencioso y escuchó cada reflexión.

Las razones esgrimidas fueron múltiples, desde traiciones internas hasta apatía o desidia del radicalismo (se nombraron varios funcionarios provinciales que ni fueron a votar), pasando por cuestiones operativas. Muy poco se abordó sobre el rechazo al estilo desplegado por el veranismo en los últimos años.

El mandatario insistió ayer en liberarse de culpas. En diálogo con FM VyP de Viedma, Verani recordó que el presidente Néstor Kirchner "perdió Río Gallegos".Aceptar que lo de Roca es un debilitamiento del veranismo "sería un acto de soberbia porque quiere decir que el veranismo reemplazo al radicalismo". (AV)


Comentarios


Tras tedioso escrutinio, se ratificó que en Roca manda el PJ