Tras un punto de diálogo con el FMI

El ministro Boudou insiste en su política de acercamiento al organismo para que la Argentina pueda retornar al mercado de deuda y tener financiamiento.



BRASILIA.- El ministro de Economía, Amado Boudou, dijo ayer que la Argentina debe "encontrar una intersección" con el Fondo Monetario Internacional (FMI) como forma de reinsertarse a pleno en la comunidad financiera mundial pero enfatizó que "de ninguna manera eso implicará discutir la política económica del país" con el organismo, ni el pedido de nuevos créditos.

No obstante, no descartó estudiar alternativas de financiamiento "pero sin que existan condicionalidades" y en ese sentido resaltó "la línea de crédito flexible" a la que accedió México.

"Queremos ir hacia una intersección y algún camino vamos a encontrar", afirmó Boudou en diálogo con periodistas en vuelo hacia Brasilia donde ayer firmó un acuerdo de swap de monedas. El ministro reconoció que una senda de diálogo podría abrirse a través de avanzar en la auditoría anual del artículo IV, una revisión de rutina que el FMI realiza a todos los países miembros y que en el caso de Argentina lleva dos años sin realizarse.

"El artículo IV puede ser un punto de intersección", señaló el jefe del Palacio de Hacienda. La semana próxima llegará al país el Director para el Hemisferio Occidental del FMI, el ex Ministro de Hacienda de Chile, Nicolás Eyzaguirre, con quien podría haber un primer acercamiento. Eyzaguirre ocupa el lugar que desempeñaron tiempo atrás, Anoop Singh y Teresa Ter Minassian, entre otros y podría ser el encargado de encarrilar las negociaciones.

Boudou señaló que "encontrar esa intersección" es muy importante para poder reinsertar a la Argentina dentro de la comunidad financiera internacional y de esta forma recuperar el acceso a los mercados voluntarios de deuda. "Lo peor que hay es no participar. Mi visión es que si formamos parte de ese club tenemos que participar. Con nuestro voto sólo no podremos hacer mucho, pero sí buscar alianzas con otros países", reveló.

Consultado sobre las consecuencias de una revisión y posterior informe del FMI sobre la situación de la Argentina, el ministro subrayó que "se están haciendo cosas para mejorar la percepción general y el programa con el Indec va en ese sentido".

Además del encuentro con Eyzaguirre, el ministro tiene en su agenda para las próximas semanas una serie de encuentros de carácter internacional -como por ejemplo una reunión del G20- en los que buscará obtener los apoyos necesarios.

Argentina necesita volver a los mercados voluntarios de deuda para alejar definitivamente las dudas sobre su capacidad de pago y el normal servicio de sus obligaciones durante los próximos años. Actualmente el país no puede emitir nuevos títulos dada la anormalidad financiera en la que se encuentra, donde se incluye, la falta de auditoria del FMI, la deuda con el Club de París y la situación de los holdouts. (DyN)


Comentarios


Tras un punto de diálogo con el FMI