Trastornos al por mayor causó la lluvia en el norte neuquino



LAS OVEJAS / CHOS MALAL (ACHM)-Un nuevo temporal de lluvia azotó a todo el norte neuquino. En la localidad de Las Ovejas debieron suspenderse las clases en la Escuela Provincial de Enseñanza Técnica Nº1 por la falta de calefacción y en Chos Malal el agua provocó cortes, anegamientos de calles y derrame de líquidos cloacales en la vivienda de un vecino del Barrio Las Flores.

Por otra parte “Río Negro” detectó un importante derrame de “aceite servido” en un tramo de la Avenida Las Flores entre Coronel Tissera y Santa Cruz que afecta a varios frentistas.

Si bien no se registraron evacuados, la comuna chosmalense debió asistir a unas 10 familias ubicadas en distintos barrios donde el agua volvió a complicar a los vecinos.

La lluvia caída desde las últimas horas del viernes hasta el mediodía de ayer llegó a los 42 milímetros, pero resultó suficiente para provocar inconvenientes a los vecinos.

El temporal dejó una vez más al descubierto las falencias que posee Chos Malal en cuanto a obras y la falta de otras que debieran priorizarse para dar una solución definitiva a las vecinos, para quienes la lluvia se ha transformado en un fenómeno perjudicial, cuando para otros sectores como el de los productores la lluvia es muy esperada para el mejoramiento de los campos.

La lluvia fue incesante durante toda la noche, por lo que desde horas tempranas con una máquina comenzaron a construir barricadas en las calles Urquiza, Roca, Belgrano y Mitre en la intersección de éstas con la Justo para evitar que el agua proveniente de los sectores altos fuera a dar a la zona céntrica.

Pese a las barricadas el agua no dejó de ser un inconveniente en las calles céntricas y también en los vecinos del barrio Las Flores que se encuentra ubicado en uno de los sectores más bajos y en un declive bastante importante con respecto al centro de la ciudad.

Aquí los vecinos sufrieron anegamientos de sus casas, agravándose la situación dado que colapsó la red cloacal y el agua servida fue a dar al domicilio de Antonio Herrera.

En diálogo con este medio Herrera indicó que “no es la primera vez que los líquidos cloacales llegan a su casa cuando llueve”.

En este sector varios son los problemas, pero el principal tiene que ver con que las viviendas están por debajo del nivel de las calles y a pesar de que recientemente se construyeron cordones el agua igualmente sobrepasa este nivel y cae en las acequias que se encuentran totalmente obstruidas por tierra y basura haciendo que el agua produzca irremediablemente anegamiento de las casas.

En una recorrida por distintos sectores de la ciudad “Río Negro” detectó la existencia de una importante mancha de aceite que cubre un tramo de casi 100 metros de la Avenida Las Flores entre Tissera y Chubut, también en el barrio Las Flores.


Comentarios


Trastornos al por mayor causó la lluvia en el norte neuquino