“Trataron de que no sucediera otro caso como el de Ramallo”



BUENOS AIRES (DyN).- Patricia Moreno, la periodista de LV5 radio Sarmiento que antenoche fue tomada como rehén durante un motín en el penal sanjuanino de Chimbas, sostuvo ayer a la mañana que la policía provincial fue “muy cuidadosa” y en todo momento trató de que “no sucediera un segundo Ramallo”.

“Creo que siempre se primó no cometer esto, que no sucediera un segundo Ramallo y que ninguno de los rehenes que estábamos tuviese problemas”, dijo Moreno al recordar el copamiento al Banco Nación de Villa Ramallo, que terminó con dos inocentes y un ladrón muertos por balas policiales.

Contó que los reclusos amotinados se quejaban por la tardanza en los fallos judiciales y citó el caso de un hombre que lleva nueve años detenido, acusado de hurto y sin condena aún.

“Uno de ellos decía: 'yo tengo una granada y ya no tenemos nada que perder o salimos todos o no sale ninguno y se produce el reventón'”, relató.

En declaraciones al canal de cable Todo Noticias, la mujer exaltó que el juez Agustín Lanciani se ofreciera a acompañar a los delincuentes a cambio de la liberación de los otros ocho rehenes, cinco periodistas y tres guardias.

Según Moreno, “la policía fue muy cuidadosa, diciéndoles 'les vamos a dar, o estamos tratando de conseguirle, lo que ustedes han pedido, pero no queremos ningún herido, no queremos lastimar a nadie”. Aclaró que en todo momento los periodistas mantuvieron la tranquilidad porque desde un principio sabían que los amotinados estaban armados y siempre estuvieron al tanto del estado de las negociaciones.

La periodista contó que el penal es un antiguo edificio preparado para albergar a 148 internos, pero explicó que actualmente “casi 500” hombres ocupan las escasas instalaciones.

“El penal no es seguro”

El ministro de Gobierno de San Juan, Tulio Del Bono, reconoció ayer por la mañana que el penal de Chimbas “no tiene todas las medidas de seguridad necesarias” para evitar intentos de fuga.

“Yo no eludo la responsabilidad de que esto haya ocurrido y realmente es un tema que hay que encararlo más en profundidad. Creo realmente que el penal no tiene todas las medidas de seguridad necesarias como para poder impedir este tipo de inconvenientes, ya se han producido un par de ellos”, dijo el ministro.

Del Bono consideró que en la fuga de internos “hubo algunas otras circunstancias que lamentablemente complicaron la cuestión, como la toma de rehenes”.

“Pero en general creo que hay que asumir responsabilidad en cuanto a que no está preparado este penal para la población penitenciaria que tiene”, admitió ayer.


Comentarios


"Trataron de que no sucediera otro caso como el de Ramallo"