Trece presos protagonizaron cinematográfica fuga 

En Misiones tomaron como rehenes a dos guardias y un cura, quien condujo el vehículo, y huyeron hacia Brasil



POSADAS (DyN y Télam)- Un grupo de trece presos inició en la madrugada de ayer un motín en el penal de la localidad misionera de Eldorado en busca de una vía de escape hacia Brasil y tras mantener en vilo durante varias horas a las autoridades provinciales logró anoche perderse en los montes del noroeste provincial, luego de liberar a tres rehenes.

Sin armas de fuego, pero provistos de cuchillos y facas, los trece hombres consiguieron que el Servicio Penitenciario Provincial les entregara una camioneta Trafic de la sección Traslados para darse a la fuga.

Los intentos para convencer a los amotinados de que depusieran su actitud fracasaron una y otra vez, hasta que, minutos antes de las 19, tuvieron que conceder parte de sus exigencias.

El acuerdo fue que dejarían escapar a los 13 presos en una combi del servicio penitenciario misionero con los rehenes -con la condición de liberarlos sanos y salvos media hora después-, aunque sin armas.

Así, minutos antes de las 19, los amotinados, con sus rostros cubiertos, subieron a la combi y huyeron con los agentes penitenciarios Bogado y Fleck y el sacerdote de la cárcel, Luis González, quien se ofreció a cambio de Mendoza. Con el sacerdote al volante de la camioneta, los internos huyeron del penal por una ruta próxima, hasta que, como habían acordado, media hora después liberaron a los rehenes.

También, abandonaron la combi a la altura de la localidad de San Pedro, cerca de la frontera con Brasil, y continuaron la fuga a pie en una zona de montes.

Hasta allí llegaron policías y gendarmes que, en el marco del operativo conjunto para recapturar a los reclusos, hicieron varios disparos intimidatorios contra el grupo de evadidos que aprovechó la oscuridad de la noche para internarse en el monte.

Promesas a los periodistas

Pero antes de perderse en la espesura de los matorrales de la zona, los presos agradecieron la colaboración de la prensa, dado que uno de sus requisitos para liberar en buen estado a los rehenes era el acompañamiento de los medios, y aseguraron que "en algún momento" les harán llegar un reconocimiento a los periodistas.

Según fuentes penitenciarias, el cabecilla del motín que terminó en fuga sería Alberto "Rengo" Díaz, quien se encontraba detenido en el penal de Eldorado desde hace dos años tras ser condenado por asalto a mano armada y hurto.

Díaz también contrajo matrimonio dentro del penal y el año pasado protagonizó otra espectacular fuga tras inventar una enfermedad y lograr ser trasladado a un hospital.

Además de Díaz, entre los fugados figuraban Benito Ríos, Pedro Ibarrancena, Pedro Argüello, Leonardo Pesoa, Reinaldo Saucedo, Dionisio Díaz, Alberto Díaz y Eliseo Dos Santos.

El motín comenzó en la madrugada de ayer cuando los presos tomaron a cuatro guardias de rehén y reclamaban dos automóviles para huir, en principio, al Paraguay.

Pero como uno de los guardias, Juan Ramón Cordero, resultó gravemente herido a raíz de una serie de golpes que recibió en la cabeza los presos lo liberaron para que fuera internado en el hospital SAMIC de Eldorado, donde anoche se encontraba en estado de coma.

Sobre un total de 125 presos de la Colonia Penal de Eldorado, a 200 kilómetros al norte de Posadas, fueron 13 los que protagonizaron la fuga y el motín que en principio había comenzado en reclamo de mejoras en la vida carcelaria y reducción de penas.

Durante toda la jornada los presos mantuvieron en su poder a Bogado, Flex y a otro suboficial de la Penitenciaría, Pantaleón Mendoza, a quien a último momento cambiaron por el cura para darse a la fuga, mientras los alrededores del penal eran custodiados por unos 200 efectivos de Gendarmería, Policía de Misiones y del Servicio Penitenciario.

Este fue el cuarto motín registrado en cárceles del país en las últimas tres semanas y el quinto en lo que va del año.

Las revueltas con rehenes se convirtieron en la herramienta más usada por los internos para que sus reclamos sean escuchados, aunque en más de un caso, los incidentes nacieron de intentos de fuga. 


Comentarios


Trece presos protagonizaron cinematográfica fuga