Tregua después del bloqueo



CIPOLLETTI (AC).- Una llamada desde la intendencia logró descomprimir la situación y cerca de las 17 los vecinos de Puente de Madera volvieron a sus domicilios luego de permanecer en la planta de líquidos cloacales desde las 7 de la mañana.

La medida fue tomada en una asamblea, el domingo, al no obtener una respuesta a los reclamos para que se paralice la construcción del resto de las piletas. En el lugar, evitaron que operarios y camiones continuaran con las tareas para finalizar la ampliación de la planta depuradora que fue inaugurada hace casi dos años generando un sinfín de problemas a los habitantes del sector.

Según informó Víctor Alarcón, el intendente Alberto Weretilneck se comunicó con ellos por teléfono y les avisó que el viernes llegaría desde Viedma un representante de Aguas Rionegrinas, la empresa que opera la planta. Los vecinos le van a pedir que mientras esperan que les construyan las viviendas donde serán trasladados -cerca de dos años y medio- no sólo se paralice la obra de ampliación de las piletas sino que se mantengan las actuales en condiciones. Que se arreglen los aireadores, que se vuelva a colocar la media sombra que rodea el predio y que se desmalece el sector, son otros reclamos que reiterarán el viernes, en el quinto piso del municipio, de acuerdo con la información de Alarcón.

Si bien ésta no es la primera vez que las cerca de 65 familias que viven frente a la planta se movilizan para obtener respuestas en relación con el funcionamiento de las piletas, ayer se sumaron más del barrio Puente 83 que también sufren las consecuencias de los malos olores que emanan los líquidos cloacales.


Comentarios


Tregua después del bloqueo