Tres ancianos muertos por un incendio en un geriátrico



Actualizado a las 20:31

BUENOS AIRES (Télam).- Tres ancianos murieron esta madrugada al arder un geriátrico de la ciudad bonaerense de Quilmes cuyos propietarios fueron detenidos bajo el cargo de homicidios culposos múltiples, informaron hoy fuentes policiales.

Los bomberos y los vecinos, en medio de dramáticas escenas de rescate, salvaron las vidas de los otros 29 abuelos alojados en el geriátrico, muchos de ellos con problemas neurológicos y motrices y todos afectados por principio de asfixia.

Algunos vecinos denunciaron que en medio del fuego había ancianos atados o contenidos en sus camas -como en el caso de una de las víctimas mortales- o en habitaciones con puertas sin picaporte, versiones que en un primer momento fueron asociadas a un potencial maltrato. Pero también se conocieron explicaciones de expertos en gerontología que señalaron que esas prácticas pueden tener relación con la seguridad de los abuelos afectados por problemas neurológicos.

En ese contexto, se informó que las autoridades judiciales reunieron información vinculada con la falta de personal en el lugar (al parecer había solamente una enfermera a cargo de la situación) y a fallas en los sistemas de emergencia. El fuego se inició pasada la 1.10 en una de las habitaciones del geriátrico “San Agustín”, que funciona en una casona de dos plantas ubicada en la calle Vicente López 938, entre Bombero Sánchez y Tucumán de Quilmes Oeste.

Voceros de los bomberos Voluntarios de Quilmes explicaron que el fuego se inició “por un cortocircuito en un turboventilador de piso” en el espacio en el que dormían dos ancianos, mientras que la tercer víctima estaba en la habitación vecina. El matrimonio propietario del lugar, formado por Miguel Angel Rodriguez y su esposa Adriana, fue detenido “cuando se aprestaba a salir corriendo con la documentación del geriátrico”, señalaron fuentes judiciales a cargo de la investigación.

La causa fue caratulada como “homicidios culposos múltiples” y la investigación está a cargo de la fiscalía número dos de Quilmes, encabezada por Luis Armella. Las fuentes identificaron a los muertos como Josefina Espano, Francisco Benussi y Juana Cardetti, cuyos cuerpos calcinados fueron enviados a la morgue judicial.

Añadieron que 20 abuelos afectados por el humo fueron trasladados al Hospital de Quilmes, otros dos al hospital municipal Don Bosco, cinco al dispensario local y dos a diferentes clínicas privadas, donde ingresaron con principios de asfixia y contusiones.

En el geriátrico, durante el incendio, dormían 32 ancianos, quienes en principio fueron socorridos por varios vecinos, policías, bomberos y miembros de Defensa Civil de Quilmes tras forzar la puerta de entrada al edificio. Néstor González, uno de los vecinos que ayudó en la evacuación, contó que fueron encontrados “muchos de los ancianos acostados e inmóviles, asustados por el fuego y asfixiados por el humo”, por lo que hubo que “arrastrar las camas” para sacarlos.

En el lugar se detectaron “negligencias graves, había gente que estaba atada a las camas, como una de las mujeres que murió”, señalaron las fuentes judiciales.

Los voceros agregaron que en el lugar no había “ventilación adecuada, era una trampa mortal y había una sola enfermera para atender a todos” los abuelos. Agregaron además que “la puerta de salida no tenía picaporte del lado de adentro, ni llave, por lo que hubo que romper una ventana para auxiliar a los ancianos”.

Por su parte, Mariana Suárez, sobrina de Angel Tolze, uno de los internados en el geriátrico, opinó que la atención “era muy mala y se pagaban cerca de 1.000 pesos por mes”, pero otros vecinos dijeron que el geriátrico prestaba buen servicio. Precisó que “la mayoría de los internados terminaban en ese geriátrico porque los derivaban de las obras sociales que pagan una parte de la mensualidad”. Acusó a las autoridades del geriátrico de “retirar los ficheros con los datos de los ancianos durante el incendio, sin preocuparse por ellos”.

Por la tarde, se estableció que la pareja tenía otro establecimiento a tres cuadras del incendiado, en Carlos Pellegrini 225.


Comentarios


Tres ancianos muertos por un incendio en un geriátrico