Tres años de innecesaria espera de un tramo de la 22

Se trata del paso a nivel en Chichinales. Son 500 metros que aún no habilitan.

#

La calle colectora no está preparada para semejante flujo de tránsito, sobre todo de camiones hacia el puerto en esta época.

CHICHINALES (AVR).- Pese a los reiterados reclamos durante los últimos meses, aún no se habilitó el paso a nivel de la Ruta 22 en Chichinales, lo que genera y generará muchos inconvenientes durante las próximas semanas con el inicio de la temporada de embarque a través del puerto de San Antonio Este. Y aunque está todo listo, ya hace tres años para que se pueda habilitar el tramo, aún no existe un acuerdo entre Vialidad Nacional, Ferrosur y la empresa que tuvo a su cargo la construcción del primer tramo de la autovía, para terminar los trabajos y permitir el paso de vehículos, evitando los inconvenientes que se generan al tener que circular por una calle colectora no preparada para el tránsito constante de camiones. En tanto el paso a nivel no se encuentre habilitado, todos los vehículos que circulan por este sector deberán hacerlo por una calle colectora paralela a la autovía y por un desvío “provisorio” sobre las vías del ferrocarril. Aunque los trabajos de instalación de las barreras ya se finalizó hace varios meses atrás y solo resta la colocación sobre el sector sur de las vías del ferrocarril del cordón central de separación entre las manos de circulación, aún no existe una previsión de en cuánto tiempo más se habilitará el paso por el lugar. Por el momento sobre el sector sur de las vías para desviar el tráfico hacia la calle colectora, se encuentran tambores con carteles señalizadores a menos de 100 metros del cruce de las vías; en tanto que luego hay que circular cerca de 400 metros por colectora hasta poder ingresar nuevamente a la Ruta 22 a la altura del destacamento del área de Seguridad Vial de esta localidad. De por sí con el tráfico habitual de la 22, el transitar por el lugar es bastante dificultoso por el estado en el que se encuentra el desvío, a lo que se suma que con el paso de los camiones cargados con frutas que van hacia el puerto de San Antonio, el tramo se deteriora y se generan complicaciones al momento en que dos vehículos de gran porte deben atravesar el mismo lugar o bien ingresar y salir de la autovía. El primer tramo de la autovía entre Chichinales y Godoy se encuentra habilitado desde hace tres años, los 500 metros comprendidos a la altura del paso a nivel en la primera de las localidades aún no fue habilitado. En principio las obras en el lugar se vieron demoradas porque Ferrocarriles exigía la construcción de paso elevado de la autovía, mientras que Vialidad sostenía el paso a nivel. Si bien se acordó la construcción de este último, para la habilitación hubo que poner barreras, cuya colocación también estuvo demorada debido a que no se contaba con el equipamiento electrónico y técnico necesario para el control automático que impide el paso a vehículos por la ruta al momento del paso del tren. Aunque ya todo está instalado, el paso sigue esperando habilitación.


Comentarios


Tres años de innecesaria espera de un tramo de la 22