Tres años de prisión en suspenso para Hugo Escobar



#

El imputado aceptó su responsabilidad y la Justicia le impuso, además, pautas de conducta.

Laura Frank

CIPOLLETTI (AC).- El dirigente de un grupo de excombatientes Hugo Escobar fue condenado a tres años de prisión en suspenso por la muerte de un niño que ocurrió en el interior de su domicilio. El hombre llegó a juicio procesado por los delitos de homicidio culposo en concurso real con tenencia de arma de fuego de uso civil. Después de conocerse el fallo declaró que el hecho fue un accidente terrible y que buscó hacerse responsable para compensar a la familia damnificada. Bajo la modalidad de juicio abreviado, el imputado aceptó su culpabilidad y las partes acordaron que Escobar debía recibir la pena de tres años de prisión en suspenso y diez años de inhabilitación para tener y portar armas de fuego. La tragedia ocurrió el 14 de febrero de 2012 en la casa de Escobar. El imputado tenía en su habitación un revólver calibre 22, un pistolón calibre 22 sin cartucho y un rifle cargado. Sus nietos jugaban con Luca Prieto, un amigo del barrio que tenía 9 años. Las armas estaban al alcance de los niños que comenzaron a jugar a los pistoleros. En esas circunstancias, uno de los familiares de Escobar manipuló una que estaba cargada y efectuó el disparo que hirió de muerte a Luca Prieto. El chico que gatilló tiene 11 años. La mamá de la víctima, Gabriela Salazar, se constituyó en querellante, a través del abogado Sebastián Nolivo. En el juicio, Escobar fue representado por Marcelo Hertzriken Velasco y el fiscal fue Oscar Cid. La audiencia se realizó en la Cámara Criminal Primera, pero como se trata de una causa correccional se integró con un sólo magistrado. La jueza Alejandra Berenguer, con la asistencia de la secretaria Agustina Bagniole, se encargó de homologar el acuerdo y dictar sentencia. La sala de audiencias se completó con familiares y conocidos de la víctima. Además de los tres años de prisión en suspenso, la Cámara Primera le impuso una inhabilitación para portar armas de fuego. La medida tiene vigencia de 10 años. Entre las pautas de conducta que le aplicaron también le ordenaron fijar domicilio en Cipolletti, someterse al Patronato de Presos y Liberados, abstenerse de consumir estupefacientes y bebidas alcohólicas y dedicarse a alguna actividad, oficio u arte. Todo bajo apercibimiento de revocar la condicionalidad de la pena. También ordenaron el decomiso de las armas y de las balas y cartuchos que se encontraron en la casa de Escobar. Después de la lectura del fallo, el hombre de 50 años dijo que había sido un accidente terrible y que aceptó lo que la familia del niño pretendía. “Lamentablemente tenía esas armas y esto le puede pasar a cualquiera”, se lamentó. La Cámara Primera también ordenó la intervención de la asesora de menores para que se ocupe de la situación del niño que efectuó el disparo.


Comentarios


Tres años de prisión en suspenso para Hugo Escobar