Tres heridos en una cantina durante la madrugada

Fue en un lugar céntrico de Bariloche y hay varios detenidos. Dos clientes recibieron impactos de bala y otro un sillazo. La Policía también se habría llevado al dueño del local comercial.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Una confusa riña originada en el consumo de alcohol o en la cuenta derivada del mismo, culminó con dos heridos de gravedad y uno leve, y la detención de varios sospechosos del ataque armado.

Tanto las autoridades de la comisaría Segunda como el juez de feria, Héctor Leguizamón Pondal, manejan diversas hipótesis y versiones, pero todavía no se inclinaron por ninguna de manera definitiva porque dos de las víctimas están muy graves y no pudieron declarar.

El episodio se produjo entre las 7.30 y las 8 de ayer en el local denominado "La Cantina", ubicado en San Martín 249, a unos 200 metros del Centro Cívico y de la comisaría Segunda, que permanece abierto hasta bien entrada la madrugada y se favorece con la prohibición de venta de alcohol en envase cerrado entre las 23 y las 8 de cada jornada.

En ese horario, según las primeras informaciones, se produjo un altercado en el que participaron por un lado tres jóvenes clientes del local, identificados como Mario Alberto Mamonde, Juan Carlos Vázquez y Omar Otamendi, de entre 22 y 26 años, y por el otro el propietario del comercio, conocido como "Polo", su mujer, un sobrino y un amigo, a quienes la policía se negó a identificar.

Fuentes policiales indicaron que hay dos versiones: la primera indicaba que la pelea se habría originado por el vuelto que el propietario de la cantina le entregó a uno de los clientes, y a la insatisfacción de éste y de sus amigos.

La segunda versión es que "Polo" ya no les quería seguir sirviendo bebidas, debido al estado y comportamiento de sus clientes, y que Vázquez lo habría provocado y agredido arrojándole la cara el contenido de su vaso, ocasionando la reacción de quienes acompañaban al comerciante.

Lo que manejan las autoridades y los profesionales del hospital, es que Mario Mamonde recibió un golpe en el cráneo con una banqueta del local, y que después de recibir las primeras curaciones se retiró a su domicilio.

Juan Carlos Vázquez recibió un disparo en el abdomen, y Omar Otamendi dos balazos, en la cabeza y en el tórax, fueron intervenidos en el quirófano del hospital y se encuentran en estado de extrema gravedad.

Estaría comprobado también que los hechos de violencia ocurrieron dentro del comercio, y que los heridos fueron arrastrados hasta la vereda.

Lo realmente establecido, tanto como las heridas de los jóvenes, es que antes de cerrar la persiana del local los responsables del comercio lavaron el piso con agua y jabón, privando a los expertos de Criminalística y a la justicia de la posibilidad de realizar pericias sobre el escenario original de los hechos.

Ayer por la tarde las autoridades de la comisaría Segunda habían logrado detener al propietario del local y a dos de las personas que lo acompañaban, pero les faltaba secuestrar el arma utilizada para realizar los disparos y detener a una cuarta persona, probablemente autora de las lesiones de mayor gravedad.


Comentarios


Tres heridos en una cantina durante la madrugada