Tres jóvenes negaron haber presenciado la pelea

Se completó la primera parte de los interrogatorios enviados por la Justicia brasileña. El lunes será el turno de los cuatro sospechosos del crimen de Ariel Malvino en Ferrugem, Brasil.

CORRIENTES (Télam).- Tres jóvenes correntinos negaron ayer haber presenciado la pelea en la que el 19 de enero pasado murió Ariel Malvino, en Ferrugem, Brasil, al responder el cuestionario confeccionado por la Justicia del vecino país, en calidad de testigos, ante una conjueza federal de Corrientes.

Para el lunes, la magistrada designada para la diligencia, María Esther Campanher, tiene previsto indagar a los cuatro jóvenes correntinos considerados por la Justicia de Garopaba como los sospechosos del crimen.

Fuentes judiciales informaron que Germán Braillard Poccard, Francisco Méndez y Gonzalo Marasco se presentaron ayer a la mañana en el Juzgado Federal de Corrientes donde respondieron las preguntas del interrogatorio enviado vía diplomática por los investigadores brasileños de la muerte de Ariel Malvino.

La ronda de testimonios se inició con Braillard Poccard, continuó luego con Méndez y culminó a las 13 con Marasco.

En tanto, para el lunes próximo, están citados los hermanos Lautaro y Eduardo Braun Billinghurst, Andrés Gallino y Horacio Pozo (h), todos en su carácter de sospechosos, razón por la cual, a cada uno de ellos les asistirá el derecho de abstenerse de prestar declaración.

Germán Braillard Poccard y Francisco Méndez, dialogaron brevemente con los medios de prensa, luego de cumplir con su declaración ante la jueza Campanher.

"Dijimos todo lo que sabíamos, todo lo que conocíamos y demostramos que no tuvimos nada que ver con lo que sucedió", expresaron los jóvenes.

"Estamos a disposición de la justicia para cualquier otro trámite que crean conveniente", dijeron y agregaron: "No estuvimos en el lugar dónde ocurrieron los hechos y por lo tanto no tuvimos ningún tipo de participación en lo sucedido".

Méndez precisó que contestaron entre 15 y 20 preguntas y dijo que no iba a dar detalles al respecto a pedido de la magistrada.

Braillard Poccard, por su parte, manifestó que él y Méndez no estuvieron "en el lugar donde sucedieron las cosas", y cuando se le preguntó si se encontraban en la posada que alquilaban, insistió con que "no estuvimos en la playa" mientras asentía con la cabeza en alusión positiva a que se encontraban en la casa.

El último en retirarse del juzgado fue Marasco, quién prefirió no hacer declaraciones.

Mientras tanto, uno de los abo

gados patrocinantes de Braillard Poccard y Méndez, Ricardo Harvey, dijo que "salvo que la jueza brasilera entienda que existe alguna pregunta que debe tener alguna ampliatoria, la participación de mis patrocinados está concluida por el momento".

Harvey dijo que sus clientes "declararon lo que sabían" y que "las cosas no ocurrieron como la prensa nacional lo ha venido mostrando en los últimos tiempos".

"Hay una serie de hechos y circunstancias que no han sido tenidas en cuenta o que todavía no fueron puestas a la luz y que podrían hacer cambiar radicalmente el eje de lo que hoy estamos teniendo como seguro", indicó el letrado.

Al respecto, aclaró que "esa madrugada hubo varias peleas, en las que estuvieron involucradas muchas personas. Algunos de los jóvenes correntinos que estaban en la playa presentaban serias lesiones en distintas partes del cuerpo, signos evidentes de que habían sido atacados ferozmente y de eso no solo hay pruebas, sino testimonios de la gente del lugar".


Comentarios


Tres jóvenes negaron haber presenciado la pelea