El norte neuquino conmocionado por el fatal accidente

Tres personas de Tricao Malal murieron en un accidente de tránsito en el paraje Cancha Huinganco.



Una sensación de conmoción y dolor experimentó en las últimas horas la población de parajes y pequeñas localidades ubicadas en la costa del río Curi Leuvú, luego de que el sábado último ocurriera un fatal accidente vial que les costó la vida a tres personas muy conocidas del lugar y dejara heridas a cuatro más.

Los infortunados fueron identificados como Isaura Gutiérrez de 46 años, Alfredo Rosales de 36 (ambos cónyuges) y Pedro Acuña de 55, quienes ayer eran velados en la localidad de Tricao Malal (área donde se domicilian) y se espera que en las próximas horas se reciban la inhumación.

En tanto, el niño de 11 años gravemente herido, hijo de Gutiérrez y Rosales, se encuentra en estado crítico en el hospital Castro Rendón de Neuquén, junto a sus dos hermanitos de dos años y 9 meses, respectivamente, que también recibieron lesiones.

Además, se conoció que en el vehículo Mitsubishi doble cabina dominio GRA380 conducido por Alfredo Rosales, viajaban siete personas y según las primeras pericias en todos los casos no llevaban puestos los cinturones de seguridad.

Entre los ocupantes se encontraba también un hombre de 64 años de apellido Rosales, aparentemente familiar del conductor, quien a causa del vuelco quedó atrapado dentro del vehículo y tuvo que ser rescatado por personal especializado de Bomberos Voluntarios de Chos Malal.

De acuerdo con las primeras actuaciones de los peritos de tránsito de la Policía, el hecho se produjo en inmediaciones del paraje Cancha Huinganco sobre ruta provincial 41 en un sector donde se localiza una alcantarilla a las 19 del sábado pasado.

Por razones que se tratan de establecer, el conductor perdió el control del vehículo, el cual comenzó a derrapar sobre la calzada de ripio, para luego protagonizar un espectacular vuelco que dejo a la unidad con las ruedas hacia arriba.

Durante la violenta maniobra algunos de los ocupantes fueron despedidos del interior de la camioneta, imagen que fue observada por algunas personas que se dirigían hasta el lugar para participar de una fiesta campesina de homenaje al perrito chivero.

El dramático cuadro generó conmoción entre la gente y los organizadores de la celebración decidieron suspender las actividades, que habían congregado a centenares de personas del lugar y de otros puntos de la zona.

Testigos

Se constituyó en Cancha Huinganco un equipo de peritos policiales para investigar las causas del incidente.

Los uniformados se encuentran indagando a numerosas personas que observaron los hechos.

Entre ellos está el propio jefe de Seguridad del Norte del Neuquén, Enzo Millahual, quien fue testigo directo del incidente.

El comisario Millahual informó a “Río Negro” que en ese momento se encontraba en el lugar y se desplazaba en un vehículo detrás de la camioneta Mitsubishi.

Según el uniformado, El pudo observar a una distancia de 50 metros como la camioneta derrapaba, volcaba y despedía violentamente a los ocupantes.

Confesó que “fue terrible, dramático” ver la escena y minutos después encontrarse con un panorama desgarrador con cuerpos sin vida y criaturas llorando.

Millahual se encontraba en el paraje debido a los operativos de seguridad que se implementaron el fin de semana largo en todo el Norte neuquino, que tuvo numerosos fiestas y acontecimientos culturales.


Tres personas pertenecientes a una conocida familia de la zona de la Costa del Curi Leuvú, sector ubicado a unos 60 kilómetros al Norte de Chos Malal, perdieron la vida ayer por la tarde tras protagonizar un siniestro vial.

También entre los ocupantes del vehículo (aparentemente una camioneta) hay un menor que se encuentra en estado crítico que fue trasladado de urgencia al hospital Chos Malal.

El hecho se registró cerca de las 19 en circunstancias que se tratan de establecer en ruta provincial 41 cerca del paraje Cancha Huinganco donde en ese momento se desarrollaba una fiesta popular.

La fiesta, conocida como homenaje al perrito chivero, fue suspendida después de que se conoció la noticia y aparentemente –según trascendió- las víctimas serían familiares de los organizadores.

A raíz del acontecimiento se dispuso un fuerte operativo que incluyó el despliegue de ambulancias del sistema de Salud Público, la unidad de rescate de Bomberos Voluntarios de Chos Malal y la Policía.

La Policía continuaba trabajando en el sector y se supo que las víctimas pertenecen a una familia de apellido Rosales, muy conocidos en la zona.


Comentarios


El norte neuquino conmocionado por el fatal accidente