Triple crimen: el juicio larga el 27 de marzo

Así lo decidió la Cámara Segunda, y se extenderá durante abril. Los alegatos y las sentencias serán en mayo.



ROCA y CIPOLLETTI (AR y AC).- El juicio oral y público por las muerte de María Emilia y Paula González y Verónica Villar comenzará a ventilarse el próximo 27 de marzo a las 9, en el salón del Sindicato de Luz y Fuerza de Cipolletti.

El juicio, que en un primer momento se iba a iniciar el 28 de febrero, sufrió una postergación, ya que el fiscal Edgardo Rodríguez Trejo fue baleado en enero, tras sufrir un robo cuando vacacionaba en Brasil.

La suspensión se debió a que al fiscal le quedó alojado un proyectil calibre 38 cerca de la columna vertebral.

Es por eso que se decidió esperar a que sea revisado por una junta médica, y de ahí en más determinar la nueva fecha del inicio del juicio oral.

César López Meyer, María Evelina García y Juan Máximo Rotter, los jueces integrantes de la Cámara Segunda del Crimen, habían decidido suspender momentáneamente el debate hasta tener más precisiones del estado del fiscal.

Según quedó establecido ayer, desde el 27 al 30 de marzo se hará la lectura de la requisitoria fiscal y del auto de elevación a juicio. A partir del 3 de abril se comenzará con la toma de declaraciones testimoniales, que se sucederán los días 5, 9, 11, 16, 18, 20, 23, 24, 26, 27 y 30 de abril.

De llevarse adelante este cronograma sin modificaciones, se calcula que los alegatos del fiscal Rodríguez Trejo y los defensores Gustavo Viecens y Eves Tejeda, se realizarán el 8 de mayo.

Por el crimen de las tres jóvenes cipoleñas se encuentran detenidos Claudio Kielmasz y Guillermo González Pino.

Por otra parte, Kielmasz sería trasladado a una unidad penitenciaria de Chubut. La novedad la proporcionó el propio detenido ayer a la tarde a “Río Negro”.

“El 12 de marzo me trasladan a la cárcel de Rawson. Yo no quiero. Tengo mucho miedo”, dijo Kielmasz.

Indicó que ayer mismo fue notificado del traslado en la U9 de Neuquén, donde se halla alojado.

Según sus expresiones la decisión es de la Cámara Segunda del Crimen, que llevará adelante el juicio.

En ese contexto reconoció que tiempo atrás y por problemas familiares -“no quería que por lástima me vengan a ver”- había pedido que lo deriven de la prisión neuquina, pero que luego, solucionada esa situación, revio su actitud, con otro pedido a los magistrados intervinientes para que no lo muevan de la zona. “Ahora la Cámara me notificó que el 12 de marzo me llevan a la cárcel de Rawson. Yo la tuve que firmar. Tengo miedo por mi seguridad. No quiero ese traslado. Por esta causa es fácil morir”.


Comentarios


Triple crimen: el juicio larga el 27 de marzo