Triple crimen: Iribarren se fue de la “residual”



ROCA (AR).- Aceptando la recusación presentada días atrás por Ulises González, padre de dos de las víctimas del triple crimen de Cipolletti, el juez Pablo Iribarren se apartó de la investigación “residual”. Lo hizo en una resolución en la que cuestionó a González por “su hostigamiento permanente” y “su participación en escraches públicos hacia mi persona”, y porque “esta situación se ha vuelto intolerable y no permite retorno”. Esas circunstancias, sostuvo el juez, “me obligan, dolorosamente, a dar un paso al costado y aceptar la recusación planteada”.

La causa “residual” que había quedado en manos de Iribarren ahora pasaría al juez Emilio Stadler, subrogante del juzgado de instrucción 2 de Roca por la licencia del juez Rubén Norry. Él podría aceptar la inhibición de Iribarren o rechazarla, en cuyo caso una de las Cámaras Criminales de esta ciudad tendría que dirimir el problema. Ese expediente, que se desprendió de la causa principal “por una cuestión de prudencia -a decir de Iribarren- en caso de que surjan en un futuro otros coautores, partícipes o encubridores del delito” se abrió por orden de la Cámara Criminal II en el año 2002. Según el juez recusado, desde entonces “el querellante (González) no ha hecho ninguna petición útil”. “Estimo que se trata de una recusación contra mi persona en mi carácter de ´juez de las fotocopias de la causa principal´”, afirmó Iribarren al apartarse del caso.

“Durante años me he dedicado con ahínco y responsabilidad a la tramitación de esta causa, y comprendo lo difícil que es para un padre la pérdida de dos de sus hijas (…) No albergo hacia él ningún sentimiento de rencor o animadversión”, dice la resolución.


Comentarios


Triple crimen: Iribarren se fue de la "residual"