Triste aniversario para el rey español

Ensombrecido por el nuevo atentado de la organización separatista vasca ETA, el Parlamento español celebró ayer una sesión solemne para conmemorar el 25 aniversario de la proclamación del rey Juan Carlos I, que marcó a la vez el retorno del país a la democracia tras la dictadura franquista (1939-1975).

En su discurso, el monarca se mostró "embargado por el dolor" y condenó el "crimen repugnante" contra el ex ministro de Sanidad Ernest Lluch, asesinado anoche por pistoleros de ETA en Barcelona. "La violencia terrorista no conseguirá hacernos renunciar a la libertad, a la democracia y al Estado de Derecho", manifestó.

La fecha escogida por ETA para matar al ex ministro no parece casual.El grupo perpetró el atentado en un día de recuerdo y festejo para los españoles. Para ETA, sin embargo, este no es un motivo de celebración. Al contrario: La organización entiende que el País Vasco sigue sufriendo la represión, ahora del Estado español, y que la única salida es la independencia, que busca por la vía de las armas desde 1968.

Desde que ETA rompió en diciembre pasado la tregua de14 meses, el grupo armado inició una de las ofensivas más brutales de los últimos años, sembrando el terror a lo largo de toda la geografía nacional.

Además, ha abierto el abanico de sus "objetivos militares", atentando tanto contra políticos o policías como contra empresarios o periodistas, en una estrategia conocida como "la socialización del sufrimiento". El mensaje es claro: Le puede tocar a cualquiera. En este sentido son paradigmáticas las palabras de Antoni Caparrós, rector de la Universidad de Barcelona en la que Lluc trabajaba: "Este asesinato nos ha matado un poco a todos".

El intento de las fuerzas nacionalistas vascas de persuadir a ETA para que deje las armas, uniéndose en un proyecto que busca la autodeterminación por la vía política, provocó una ruptura casi total con el gobierno central, lo que hace casi imposible cualquier solución negociada.

DPA)


Comentarios


Triste aniversario para el rey español