TRUCOS PARA EXPRIMIR LA PC AL MÁXIMO

Discos duros a toda velocidad

 

Quienes posean un disco duro SATA sabrán que son muchos más veloces y, sobre todo, menos ruidosos que las generaciones anteriores de unidades fijas de almacenamiento. Lo que quizá no sepan es que Windows Vista provee una función para que estos discos funcionen a la máxima velocidad posible, aumentando las tasas de transferencia de datos en las operaciones de lectura y escritura.

Para habilitarla, debemos dirigirnos hacia el Administrador de dispositivos, pero antes debemos acceder a la carpeta Sistema de Windows Vista. En este caso, tenemos dos modos de abrirla: yendo al menú Inicio/Panel de control/Sistema y mantenimiento/Sistema o bien presionando el atajo de teclado Windows + Pausa.

Posteriormente, pinchamos el vínculo Administrador de dispositivos, ubicado en el panel izquierdo de la pantalla, y presionamos Continuar en la cada vez más molesta ventana Control de cuentas de usuario. A continuación, se abrirá una estructura de árbol con todos los elementos de hardware instalados en el equipo. Buscamos la rama Unidades de disco (es una de las últimas), le hacemos doble clic para expandirla y aplicamos un clic derecho sobre el disco duro que deseamos configurar.

Elegimos la opción Propiedades y pulsamos la solapa Directivas de funcionamiento. A continuación, marcamos la casilla Habilitar rendimiento avanzado y presionamos el botón Aceptar.

Recordemos que este truco sólo es aplicable cuando tenemos una fuente de alimentación con una cantidad de watts considerable (400 o más), pues el disco puede requerir más energía de lo normal para proveer un mayor desempeño.

 

Música en la barra de tareas

 

A pesar de que el menú Inicio de Windows Vista permite encontrar cualquier programa rápidamente (especialmente con la caja Iniciar Búsqueda), existen ocasiones en las que deseamos que ciertos programas se ejecuten con mayor velocidad.

Por ejemplo, los lectores amantes de la música creerán que encontrar el Reproductor de Windows Media es muy difícil. Primero hay que ir al menú Inicio, luego a Todos los programas y, recién ahí, pinchar el icono del reproductor. Tres clics, cuando en realidad se podría hacer en uno solo.

Y tienen razón, todo se podría hacer con uno solo.

Para conseguirlo, en primer término debemos hacer clic derecho sobre la Barra de tareas y, en el menú emergente, escoger la opción Propiedades. A continuación, seleccionamos la pestaña Barra de Herramientas.

Luego, veremos una lista de programas que podemos incluir (en su versión reducida, claro) en la Barra de herramientas. Para agregarlos, simplemente debemos marcar con una tilde la casilla de verificación correspondiente.

Por último, presionamos Aceptar para que los cambios surtan efecto.

Listo, una versión reducida del reproductor de Windows Media se abrirá en la Barra de herramientas cada vez que hagamos doble clic en un archivo de audio. Y podremos acceder desde allí a todas las funciones del programa: reproducir, pausar, pasar de canción, modificar el volumen, etcétera.

También podremos volver a su versión de ventana o enviarlo nuevamente a la barra, con sólo minimizarlo.


Comentarios


TRUCOS PARA EXPRIMIR LA PC AL MÁXIMO