Turbine Power pagó 570.000 pesos a su directorio

La generadora está en convocatoria de acreedores. No tiene ingresos porque la central se averió en enero.





NEUQUEN (AN) – La generadora Turbine Power cerró el primer trimestre de este año con una pérdida de 20.203.429 pesos, arrastra una deuda de 166.629.916 y no tiene ingresos porque se rompió la turbina de la central y cuesta unos 7.000.000 de pesos repararla. Aun así, sus únicos dos accionistas acaban de aprobar el pago de medio millón de pesos para los miembros del directorio de la empresa.

Juan José Iglesias, presidente de la empresa, Pablo Oliva y Rodolfo Carlos Laurora, los otros dos directores, recibieron remuneraciones equivalentes a 190.000 pesos para cada como honorarios de 2008.

La decisión la tomó la asamblea de accionistas de Turbine Power el 29 de abril pasado. La propiedad de la empresa generadora está dividida entre los empresarios de la carne Carlos Oliva Funes y Rodolfo Constatini, ambos con el 47,7% cada uno. La salida de servicio de creó un serio problema al sistema eléctrico regional, que contaba con esa energía para reforzar la tensión del tendido en 132 kilovoltios entre Cipolletti y Villa Regina.

El incidente fue relatado por las autoridades de la empresa en el balance 2008 de esta manera: «El 25 de enero de 2009 a las 6.33, luego de casi cinco días de operación ininterrumpida, se produjo la rotura de un álabe de la primera rueda móvil de la turbina, el cual fue despedido hacia atrás por los gases calientes y provocó la rotura de todos los alabes de la segunda y tercera rueda móviles, así como las toberas fijas intermedias. Estas ruedas móviles pesan más de una tonelada cada una, por lo que al girar a 3.000 vueltas por minuto generaron una enorme vibración que rompió además diversos elementos de la máquina y el generador acoplado».

A los tres días inspectores de las compañías aseguradoras contratadas por Turbine Power estuvieron en Roca analizando los daños. Entre febrero y marzo los fabricantes de las piezas comenzaron el desarme.

Los 570.635 pesos que los tres directores recibieron por su trabajo en 2008 fue distribuido en dos: 422.585 en concepto de «retribuciones por funciones técnico-administrativas durante el ejercicio en consideración» y otros 148.050 pesos «en concepto de honorarios por gestión».

Turbine era hasta el año pasado proveedora de Edersa en virtud de un acuerdo que la distribuidora privatizada heredó de su antecesora estatal y que está suspendido ahora de común acuerdo. Entre 1996 y 2002 recibió de parte de los usuarios rionegrinos una tarifa superior a la del mercado argentino sin que existieran beneficios que lo justificaran.

La Justicia evitó que ese sobrecosto fuera trasladado a los usuarios pero no mantuvo indemne a Edersa, que tiene su propio litigio con Turbine. Está en juego un monto de dinero que, colocado en el pasivo de cualquiera de las dos, puede provocar un colapso financiero, como ocurre ahora con la generadora.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Turbine Power pagó 570.000 pesos a su directorio