Turismo aventura cinco estrellas en la Antártida

Contingente de turistas esquió en el continente blanco por primera vez. Fueron 80 personas lideradas por numerosos guías de montaña. Cada participante abonó entre 7.000 y 10.000 dólares por el viaje.



#

Entre los participantes de la inédita experiencia estuvo un equipo de filmación de snowboardistas y figuras del esquí de distintos países. En la foto, apenas un punto, un esquiador se desliza por una pared casi vertical. Cada turista debía cargar su mochila y regresar al barco con "todos" los desechos. El casi centenar de turistas se dividió en grupos pequeños, cada uno a cargo de un guía.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La Antártida, el continente blanco, abre sus puertas al turismo y un guía de montaña argentino formó parte del grupo que concurrió por primera vez a esquiar por las montañas heladas del sur del mundo. Jorge Kozulj, guía de alta montaña UIAGM, radicado en Bariloche, calificó a la experiencia como “fascinante” y ya sueña con volver en el 2011.

Kozulj concurrió con dos clientes y formó parte de un contingente de 100 personas, organizado por un agente de viajes norteamericano.

La expedición se inició en Ushuaia. Embarcados en el crucero Clipper Adventurer los aventureros navegaron durante 12 días, explorando diferentes bahías antárticas y esquiando en las montañas que llegan al mar. Es la primera vez que un contingente de turistas concurre a esquiar al continente blanco.

El contingente lo integraron 80 esquiadores, con varios niveles técnicos, productoras de cine y soñadores de primeros descensos en lugares remotos. También participó un ciudadano norteamericano, de 84 años, que viajó con el único objetivo de pisar y caminar por el continente blanco.

Los visitantes se dividieron en pequeños grupos, liderados por guías de montaña, que accedían con botes zodiacs a la costa, donde cada grupito vivía su propia aventura. “Con equipos de esquí de travesía subíamos a las montañas y luego bajamos por laderas con nieve fantástica”, explicó Kozulj.

Por las tardes todos regresaban al barco, donde comían y dormían. Durante el día cada uno solo transportaba su equipo personal y una pequeña mochila.

El guía argentino dijo que el terreno fue variable y cada grupo elegía las pendientes aptas para su nivel técnico.

Hubo descensos por canaletas estrechas de 45 grados a pendientes moderadas de 20 grados. Relató que se recorrió la zona de Neumayer Channel y los 7 Duendes, Cierva Cove, South Shetlands Islands. El mejor día de esquí tuvo lugar en Livingston Island.

Kozulj es uno de los pocos guías argentinos que se dedica full time a la práctica profesional de este deporte y registra descensos con esquíes en la cordillera de los Andes, en Alaska, Europa y ahora la Antártida. Este invierno, junto a su colega Nicolás Benedetti, participaron en una expedición que descendió con esquíes al cráter del volcán Puyehue.

Había numerosos ciudadanos norteamericanos, europeos y de otros países. Cada uno pagó entre 7.000 y 10.000 dólares por el viaje, con todo incluido. En la Antártida rigen estrictas normas de limpieza, no se puede dejar ningún tipo de objetos, ni basura, todos los residuos deben retirarse. Inclusive las necesidades fisiológicas se depositan el bolsas plásticas, que se guardan y trasladan al barco.

Entre los participantes estuvo el equipo de filmación de Warren Miller, Jeremy Jones y Xavier de la Rue, leyendas del snowboard durante los últimos 15 años. También participó Kristen Ulmer, pionera del freeski en los años 90. “Mis clientes fueron Elisabeth Dupuis (canadiense) y Huber Goss (belga radicado en Argentina)”, explicó el barilochense.

La época más propicia para realizar excursiones turísticas a la Antártida varía entre octubre y diciembre de cada año. Además de esquiar, numerosos visitantes concurren a observar su fauna y sus magníficos paisajes. Asimismo, muchos aventureros concurren a practicar montañismo.

El barilochense Sebastián de la Cruz fue el primer argentino en unir caminando el mar con el Polo Sur, junto a un grupo de españoles, para lo cual recorrió alrededor de 1.200 kilómetros durante dos meses.

También es muy visitado el monte Vindson, la montaña más alta del continente blanco, cuya aproximación se realiza vía aérea desde Chile, y el pasaje cuesta cerca de 20.000 dólares por persona.


Comentarios


Turismo aventura cinco estrellas en la Antártida