Twitter, el más veloz para brindar información





TRAS EL TERREMOTO EN JAPÓN :: REACCIONES EN INTERNET

En el caos desatado tras el terremoto y el tsunami en Japón, Internet y, sobre todo, Twitter se convirtieron una vez más en el canal más veloz para difundir información a todo el mundo.

Al caerse la red telefónica en algunas zonas de Japón, mucha gente informó a amigos y familiares a través de las redes sociales en Internet. Para millones de atónitos espectadores en todo el mundo, este canal de información se convirtió en el más rápido para entender lo que estaba sucediendo.

Sobre todo Twitter hizo honor a la fama que tiene de ser el propulsor más veloz de noticias y rumores. Las primeras informaciones acerca del terremoto se difundieron a los pocos minutos del sismo. Luego circularon alrededor del mundo, segundo tras segundo, noticias urgentes, relatos de testigos oculares y oraciones por las víctimas.

«Lo único que parece funcionar es Twitter», escribió un autor de la web en habla inglesa «Timeout Tokyo» una media hora después del inicio del temblor. Las muchísimas versiones sin confirmar hacían sospechar lo peor.

El empresario suizo Oliver Reichenstein aprovechó el servicio de Twitter como sustituto del teléfono y los SMS. Como en Tokio la red telefónica y de celulares estaba caída, pero Internet aún funcionaba, twitteaba con su mujer. «Es la forma más rápida de enterarse de lo que es importante», dijo más tarde por Skype a la agencia dpa.

Latinoamericanos y españoles residentes en Japón también comentaron sus impresiones sobre la situación en Twitter: «Amo Japón, le están diciendo a la gente en Tokio con letreritos cuántos minutos harían caminando de tal a tal lugar porque no hay transporte», relató @lamonse tras la suspensión del transporte público.

También Aurelio Asiain (@aasiain) se maravillaba de la organización japonesa: «A mí me admira menos la fuerza de la naturaleza, que doy por sentada, que las de la civilidad, la organización y la previsión del desastre», comentó. Y más tarde: «Más impresionantes que las imágenes del tsunami, son las de los zapatos ordenados en limpias filas a la entrada de los refugios».

Internet se ocupó de que el terremoto y el tsunami se convirtieran en poco tiempo en un acontecimiento informativo de dimensión global. A las imágenes televisivas de la CNN y la BBC se sumaron «livestreams» de emisoras televisivas japonesas e internacionales que mostraban imágenes de fábricas en llamas o de olas arrasándolo todo.

Videos amateurs en portales como YouTube documentaron además en todas sus variantes el horror de aquellos sorprendidos por las olas gigantes. En el canal «Citizentube», donde la plataforma nuclea videos sobre acontecimientos actuales, se puede ver cómo personas con temblorosa cámara en mano huyen de sus casas o cómo se mueven las góndolas de supermercados.

Por otra parte, numerosas webs quieren ayudar a controlar el caos y explican dónde hay refugios de emergencia para los que se quedaron varados en el centro de Tokio o cuándo el tsunami alcanzará la costa de Hawaii.

Google además instauró un sistema de búsqueda de personas. Los usuarios pueden hacer avisos de búsqueda en japonés e inglés o subir datos sobre sí mismos para informar a familiares o amigos. En la plataforma, se cotejan luego avisos de búsquedas y mensajes. Una función similar fue ofrecida por el gigante de Internet ya tras los sismos en Haití y Chile en 2010.

Por Christof Kerkmann

Agencia DPA


Comentarios


Seguí Leyendo

Twitter, el más veloz para brindar información