Ugalde, una aplanadora

El piloto de Ford fue imbatible en la final del TC y se llevó la segunda fecha de la Copa de Oro en el circuito de Olavarría. Werner es el nuevo líder del certamen.



Primero mantuvo la punta en la largada. Después se escapó y nadie pudo seguirle el ritmo. En pocas palabras se puede resumir la notable victoria de Lionel Ugalde en el autódromo de Olavarría, donde la popular categoría cumplió la decimotercera prueba del certamen y la segunda fecha de la Copa de Oro que define el campeón. Ugalde es uno de los doce pilotos que está en la Copa de Oro. En Olavarría tuvo una buena cosecha de puntos después de ganar la serie más veloz y la final, demostrando que tiene todas las intenciones de luchar por el título. Otro que cerró un negocio redondo en Olavarría fue Mariano Werner. Finalizó segundo y saltó al primer puesto del certamen decisivo. Claro que ese privilegio no es tal si se tiene en cuenta que aún no consiguió el triunfo indispensable para ser legítimo rey. Tendrá la oportunidad de saldar la cuenta en la próxima fecha de Paraná donde es local. El podio lo completó Jonatan Castellano, otro de los aspirantes al título. Ugalde, quien ya había ganado en la primera presentación que la popular categoría cumplió en Centenario, tuvo un ritmo contundente durante toda la prueba. Eso le permitió alejarse rápidamente del resto del pelotón. También aprovechó la intensa lucha por el segundo lugar entre Werner y Castellano para ampliar su ventaja, que llegó a ser de cinco segundos. La frutilla del postre fue saltar al segundo lugar en la Copa de Oro a seis puntos de Werner, pero con la ventaja que no se tiene que preocupar por ganar una prueba. “Teníamos un plan que sabíamos que iba a funcionar, hace meses que venimos trabajando para poner bien el auto”, aseguró Ugalde. El ganador también consideró que “fue decisivo mantener el ritmo de vuelta y hacerlas a fondo. No dejé que Werner se me acercara, si agarraba la succión seguro que me iba a pelear”. “En ningún momento se me cruzó por la cabeza cuidar la ventaja. Siempre fui a fondo, en ningún momento levanté porque tenía miedo que me sucediera lo de otras carreras que cuando lo hice empezaron otros problemas”, afirmó uno de los candidatos al título. Los mejores siete lugares se completaron con cuatro pilotos que están en el selecto grupo que define al campeón, como fueron Agustín Canapino, Matías Rossi, Emanuel Moriatis y Christian Ledesma. A un puesto del “top ten” finalizó Juan M. Angelini, también candidato a campeón. Diego Aventín, quien había llegado como líder de la Copa de Oro, pudo reponerse después del abandono en la serie, donde rompió un palier de su auto. Largó 42º y llegó 13º. Igual, perdió terreno en el certamen, porque quedó cuarto detrás de Canapino. Mientras, el que sigue sin aparecer es Gabriel Ponce de León. Está lejos del protagonismo que tuvo en la etapa regular, donde dominó a voluntad y su camino al título parecía ser un simple trámite. Arribó 15º y se ubica noveno en el certamen. “Fue una final muy difícil, la verdad me equivoqué yo en un frenaje cuando ya estaba en el puesto 22, me caí de nuevo para atrás y después traté de avanzar. Creo que perdimos el auto para clasificar, pero seguimos manteniendo el ritmo en la prueba. Tenemos que salir a ganar las tres que quedan”, comentó Ponce de León. Igual, el “León” de Ford se puede consolar un poco porque peor le fue a Mariano Altuna y Juan De Benedictis, quienes tuvieron que abandonar la final.


Comentarios


Ugalde, una aplanadora