Últimos testimonios por el asesinato en el penal de Cipolletti

Tres detenidos dieron su versión sobre lo ocurrido el sábado.



1
#

2
#

La defensora del Pueblo habló con autoridades del penal.

Los daños incluyeron la calefacción de la cárcel cipoleña.

CIPOLLETTI (AC).- La Justicia finalizó ayer la ronda de testimonios sobre los hechos que terminaron con la vida del preso Víctor Tapia en el Penal 5 de esta ciudad y comenzará con las indagatorias a los cinco imputados por el crimen. Ayer, los funcionarios judiciales concurrieron a la cárcel ubicada en la zona de El Treinta y tomaron testimonio a los últimos tres internos que estaban en el lugar, el domingo a la mañana, cuando asesinaron a Tapia de una puñalada. También estuvo en el penal la defensora del pueblo de Río Negro, Nadina Díaz, junto a los concejales cipoleños. Allí se entrevistó con las autoridades de la cárcel para interiorizarse sobre la situación y el estado de las instalaciones luego del motín. En total, el juez Gustavo Herrera, el fiscal José Rodríguez Chazarreta y el secretario penal Santiago Márquez Gauna tomaron unas 25 declaraciones testimoniales, incluyendo a guardiacárceles e internos y ahora se aprestan a indagar a los sospechosos. Aunque todavía no está definido, se analiza la posibilidad de acusarlos de “homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas”. Actualmente los internos sospechados están alojados en comisarías de la región. Una vez que sean indagados se decidirá su traslado a otras unidades penitenciarias de la provincia para evitar represalias. Tapia, de 30 años, fue asesinado luego de un motín que se registró un día antes y que se extendió hasta la madrugada. Una acusación por robo habría sido el desencadenante del homicidio. El Servicio Penitenciario Provincial remitió ayer al juzgado de Herrera el informe del sumario interno que realizó luego del motín. Como cabecillas están imputados los presos Claudio González y Horacio Luengo, condenados por delitos graves. Ambos serán indagados recién la semana que viene. La justicia sustancia dos causas paralelas, una por el homicidio y otra por el motín, aunque no se descarta que ambos hechos puedan tener relación directa. Los incidentes del sábado, según consta en el expediente judicial, se iniciaron cuando uno de los internos agredió al encargado del turno. Posteriormente se dirigió al pabellón, logró traspasar la puerta de ingreso trabándola desde el interior. Al ver esta situación el resto de los presos que estaban en el área se acoplaron al incidente obligando a los celadores a retirarse por otro sector. Cuatro pabellones quedaron arrasados por el fuego y los disturbios que iniciaron los internos luego de varias jornadas de acusaciones cruzadas y peleas entre dos grupos.


Comentarios


Últimos testimonios por el asesinato en el penal de Cipolletti