Un aburrido cierre en el "Olímpico"

Ríver y Talleres sólo cumplieron con el compromiso y se dividieron todo.



Con la clasificación asegurada antes de jugar y con un equipo alternativo, Ríver Plate cerró su participación en el grupo 7 de la Copa Libertadores con un empate. Fue ante Talleres (1-1), que ya estaba eliminado y en un aburrido partido jugado en el estadio "Olímpico" de Córdoba.

Con ambos destinos conocidos de antemano, el partido fue decididamente para cumplir. Quizá se hubiese esperado algo más de Talleres, cuyos jugadores estaban siendo observados por su nuevo técnico, Enzo Trossero. Pero ni siquiera la posibilidad de ganarse un lugar entre los futuros titulares sirvió para ver un buen espectáculo

El primer tiempo se fue sin sobresaltos para los arqueros, quienes intervinieron en algunas jugadas, pero sin poner en riesgo sus arcos.

El que más llegadas logró en esta etapa fue el local, pero al no poder hacerlo con ideas terminó probando siempre desde lejos. Un par de remates terminaron en las manos de Lux, mientras que otros tantos se fueron lejos.

Ríver tuvo un par de acciones frente al arco de Muñoz, la primera de Ayala -de cabeza- y la restante sobre el final de Domínguez, el más claro de la noche.

El complemento comenzó de igual manera, pero Ríver, sin ser mucho más, en pocos minutos pasó a dominar las acciones hasta que llegó la apertura del marcador: El "Chori" Domínguez envió un centro desde la derecha y después de un toque de Escalona, Escudero estableció el 1-0.

El poco público en el "Olímpico" recién tuvo la segunda acción de serio riesgo a 38 del complemento, con un tiro libre de Monroy que el palo se encargó de desviar.

Un par de minutos más tarde. Rojas la "picó" ante el arquero y la pelota también dio en el palo.

Y a los 41, Astudillo le dio el gol del empate a Talleres con un remate de media distancia, luego de una jugada que generó Monroy sobre la izquierda.

Con el empate los dos quedaron conformes y esperaron que el final.

Triste despedida bajo la lluvia

Vélez Sársfield se convirtió anoche en el tercer equipo argentino eliminado en la primera fase de la Copa Libertadores al caer en su cancha por 1 a 0 frente a Nacional de Uruguay, que con ese resultado logró la clasificación.

Marco Vanzini le dio al equipo uruguayo la diferencia que necesitaba, ya que un empate hubiese significado su eliminación.

El grupo 5 fue ganado por Morelia (México), que venció como visitante a Spórting Cristal (Perú) 1 a 0, y sumó 12 puntos; Nacional se ubicó segundo, con 11; Vélez quedó tercero con 8 y cierra Spórting sin unidades.

Con esta eliminación del equipo de Liniers, de los cinco equipos argentinos que iniciaron la Copa, únicamente Boca y Ríver avanzaron a la segunda fase.

A los 14 se pusieron en ventaja los uruguayos: luego de que Sessa sacara prácticamente de su ángulo superior derecho un tiro libre ejecutado por Coelho, Oscar Morales envió un centro desde la izquierda, marcó mal Vélez, Fuentes apenas pudo peinar y Vanzini, entrando libre por el sector opuesto, de cabeza marcó el único gol de la noche.

Sobre el final, y luego de una breve interrupción al ser arrojados algunos proyectiles, Vélez perdió la poca tranquilidad que le quedaba, Nacional estuvo cerca de aumentar a diez del cierre en un contraataque sin arquero, ya que Sessa había subido a cabecear un córner, y Lecca le perdonó la vida a Gutiérrez, en una falta contra Varela, indiscutiblemente merecedor de la tarjeta roja.

En el tramo final el equipo uruguayo, más sereno y seguro, de nuevo estuvo cerca del gol, con un remate de Varela que devolvió un palo, y se fue de Liniers cantando bajo la lluvia.


Comentarios


Un aburrido cierre en el "Olímpico"