Un adiós a puro gol

<b>La despedida de Ricardo Pancaldo del Depo no pudo ser mejor: 6-0 ante Alianzaen el Maiolino.</b>





#

José L. Pierroni

Fernández abraza a Cabral después de asistirlo en el cuarto gol. Se asocia al festejo el Chino Puig, la gran figura en el partido de despedida de Pancaldo de Roca.

Mientras sus jugadores le regalaban una última función a puro gol, Ricardo Pancaldo no podía contener las lágrimas. El entrenador vivía sus últimos momentos en el banco del Depo y la emoción lo desbordaba. Era el adiós después de tres años y medio dirigiendo al Naranja.

Dentro del campo, bajo un sol abrasador, sus dirigidos despedían al hacedor de este proyecto al que sólo le faltó la frutilla del postre, una actuación soberbia. Alianza fue el sufrido partenaire de la fiesta y se llevó una goleada por 6-0. Con esta victoria, Roca es la puntero que nunca y llega a las 33 puntos con una luz del ventaja de siete sobre su más inmediato perseguidor, Patagones.

Iba a ser una tarde especial, y lo fue. La ovación para Pancaldo, su ayudante (y también sucesor) Diego Landeiro y el profe Gerardo Sellares cuando salieron rumbo al banco, pareció motivar a los jugadores quienes le regalaron una actuación superlativa a su DT. Salvando los primeros 15 minutos, cuando Alianza jugó de igual a igual, lo demás fue del Depo.

De entrada, Joaquín Cabral tuvo el primero en dos oportunidades, pero en ambas el tiro final salió desviado. El Gallito tuvo la suya con un remate de Domínguez, que se fue cerca. Fue lo primero y lo último de peligro que generó el conjunto de Omar Poblet en la etapa. El resto fue todo de Roca.

A los 14’, la defensa de Alianza se rindió por primera vez ante la calidad de Leandro Puig, quien ingresó al área del Gallito a pura gambeta, eludió a dos rivales, dejó sentado al arquero Cristian Figueroa y definió con el arco vacío. Golazo.

Diez minutos después, una combinación a puro toque corto en el área del Celeste, terminó con una asistencia final para Liguori, quien anotó el 2-0.

Alianza se rendía bajo el impiadoso sol a la contundencia del fútbol de Depo, cuyos jugadores redoblaban esfuerzos para regalarle a su entrenador una actuación para el recuerdo.

Llegando a la media hora, una nueva incursión del Chino Puig, dejó a Fernando Fernández de cara al gol, quien ingresó a arco con pelota y todo. Roca ampliaba la ventaja y antes del descanso, terminó la faena.

Fernández superó en el mano a mano a Basualdo y metió el centro exacto para la entrada de Joaquín Cabral, quien marcó su primer gol de la tarde y el cuarto del Naranja, que liquidaba el partido con un tiempo por disputar.

Con la amplia ventaja a su favor, Roca levantó el pie en el comienzo del complemento y al menos en ese lapso, el juego se equilibró. Poblet probó con Alejandro Romero en lugar de Valenzuela, y en el arranque nomás el recién ingresado se lo perdió. Casi de inmediato, un cabezazo de Perea se iba cerca. Alianza se animaba a pesar de la desventaja, pero la reacción acabó en el mismo momento que el Depo se volvió a meter en el partido.

A los 31, Rodrigo Osés, quien 6’ antes había ingresado, determinó la quinta caída de la valla de Figueroa. Poco después, Cabral le daba forma a la media docena y anotaba el segundo de su cuenta personal.

De aquí al final, la emoción se apoderó del Maiolino. La despedida de Pancaldo comenzó a ser una realidad, tomó cuerpo y alma de los simpatizantes y las ovaciones se fueron sucediendo.

Se va el DT que supo devolverle al club el protagonismo perdido. Ahora pasa a ser parte de la historia, y se sabe, la historia jamás se podrá modificar.

ARGENTINO B


Comentarios


Un adiós a puro gol