Un aspirante a camarista se siente discriminado

Carlos Sierra, pariente del ministro Esteves, estuvo en la Legislatura, donde hoy tratarán su pliego como camarista. Denunció que un sector del TSJ y la prensa lo dis



NEUQUEN (AN).- La entrevista que los diputados de la comisión de Asuntos Constitucionales mantuvieron ayer con el candidato a juez de la Cámara Criminal Primera de esta ciudad Carlos Sierra causó revuelo y polémica. El aspirante denunció ante los legisladores que no logró hasta ahora ascender en la pirámide de la Justicia porque ha sido discriminado por un sector del Poder Judicial y de la prensa.

No se trata de cualquier aspirante a juez. Sierra reconoció que lleva 20 años en diversos cargos de la planta baja de la pirámide judicial. Y tiene un parentesco directo con el ministro de Empresas Públicas, Alfredo Esteves, según ratificó ayer el presidente del bloque del MPN, Manuel Gschwind.

Además, integró una de las tres polémicas ternas que el gobernador Jorge Sobisch promovió en 2002 para cubrir las vacantes en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y que generaron un conflicto institucional. Por eso su contacto con los legisladores de la oposición se desarrolló con picos de alta tensión.

Distinto fue el trámite con los nominados por el TSJ para juez de instrucción en Junín de los Andes, Federico Augusto Sommer, y de Familia en Neuquén, José Ignacio Noacco. Este último es yerno del senador y convencional electo Pedro Salvatori.

Sierra, Sommer y Noacco serán jueces si logran el acuerdo de los diputados en la sesión convocada para hoy a las 17. Ayer, Sommer dejó buena impresión entre los diputados, Noacco estuvo apenas 10 minutos. Sierra, en cambio, tuvo que remar bastante.

"¿Quisiera saber si usted se había presentado antes a concurso?", preguntó el peronista Ariel Kogan, para abrir el diálogo. "Sí, en varias oportunidades -respondió Sierra-. No recuerdo las fechas, con honestidad".

"En un Poder Judicial tan dinámico, ¿a qué adjudica usted tantos años en primera instancia?, le planteó después Carlos Moraña, del Frente ARI-PI. Sierra subrayó, nervioso, que en los 20 años que lleva en la Justicia "no tuve un solo sumario por inconducta".

El mismo argumento utilizó como defensa en varios tramos de la entrevista. "Sufrí una discriminación que no sé de dónde parte, y también periodística", afirmó.

Sostuvo que "el TSJ nunca me informó a mí por qué estuve tanto tiempo" sin ascender. Y como logro, destacó que informatizó los juzgados de primera instancia. Después, trató de volver sobre sus pasos, pero era demasiado tarde. "Sí, hubo discriminación sin motivos y realmente me llama la atención", puntualizó.

"Me parece bastante grave lo que usted ha dicho sobre el TSJ y la prensa", le advirtió el legislador del Frente Grande Pablo Tomasini. "No teng nada contra la prensa. Leí el diario y quedé mudo", replicó Sierra, en relación al artículo publicado por "Río Negro" el lunes que informaba su relación con Esteves.

El presidente de la comisión, el ultrasobischista Oscar Gutiérrez, explotó. "Acá pareciera que ser pariente de alguien del MPN es un impedimento para acceder a la Justicia", señaló. Y sostuvo que se trata de una discriminación.

Luego, Gschwind tomó la posta contra la oposición. "No decimos nada cuando acá hubo candidatos a jueces de otros partidos como (Armando) Vidal, Oscar Massei, (Marcelo) Otharán y (Rodolfo) Medrano. Ahí nada se decía y resulta que lo primero que se dice acá es como si fuera un acusado si es pariente. Sí, es cuñado del ministro de Empresas Públicas", remató.


Comentarios


Un aspirante a camarista se siente discriminado